Dinero.com Revista Dinero

Datos de las compañías de seguros señalan que el número de automotores asegurados a diciembre de 2011 fue de 1.796.398.

| 2/5/2012 11:20:00 AM

Aseguradoras pagaron $1 billón por daños a carros en 2011

De este monto, el 19,3% corresponde a indemnización por pérdida total por daños, el 54,3% por pérdida parcial por daños, el 10,2% por pérdida total debido a que fueron robados, el 1,2% por pérdida parcial por hurto y el 14,8% por responsabilidad civil.

Cifras de Fasecolda muestran que en 2011 las compañías pagaron a sus asegurados cerca de $1 billón por siniestros de vehículos que contaban con póliza voluntaria de automóviles.

Igualmente, datos de las compañías de seguros señalan que el número de automotores asegurados a diciembre de 2011 fue de 1.796.398.

Esto representa aproximadamente el 50% del total de automotores diferentes a motos y tan sólo el 30% del total del parque automotor (si se toman las cifras de Soat), lo que sugiere un amplio potencial de aseguramiento.

Frente al tema, el director de la Cámara Técnica de Automóviles de Fasecolda, Carlos Varela, explicó que el seguro cubre contra daños parciales y totales.

“En el caso de daño parcial, la aseguradora generalmente se hace cargo de reparar el vehículo pero podría igualmente dar el dinero al asegurado para que él mismo lo repare”, manifestó Varela.

A su vez, manifestó que en el caso de pérdida total se paga de acuerdo con el valor comercial del automotor en el momento del siniestro o se puede hacer una reposición del automotor siniestrado. “En ambos casos, se aplica un deducible que varía de acuerdo con la póliza contratada y la compañía de seguros”, indicó.

¿Qué debe hacer después de un accidente?

Varela explicó que cuando sufre un accidente la persona debe comunicarse lo antes posible con su aseguradora para dar aviso del siniestro.

Cada aseguradora tiene unos procedimientos que le permiten adelantar los procesos de indemnización. Algunas de ellas inician este proceso desde el momento mismo en que ofrecen asistencia al asegurado justo en la escena del accidente y otras después, depende del producto que haya adquirido.

“Una vez comunicado a la aseguradora, la misma realiza un peritaje que le permite conocer si el daño ha sido parcial o si se ha presentado un daño total del carro (generalmente cuando el costo de reparación del mismo puede supera el 75% su valor comercial en el momento del siniestro)”, indicó.

Con base en el peritaje se establece si se repara el vehículo o si se realiza una indemnización total. En este último caso, se solicita al asegurado traspasar la propiedad del automotor a la aseguradora para realizar el pago de la indemnización.

“Recuerde que el monto de la indemnización siempre será el valor comercial del bien en el momento del siniestro menos el deducible pactado”, subrayó el director de la Cámara Técnica de Automóviles de Fasecolda.

No obstante, se sabe que la industria aseguradora otorga descuentos o realiza incrementos bajos por no hacer la reclamación en las vigencias futuras de las pólizas.

“Cada aseguradora tiene una política que permite establecer dichos descuentos. Cuando los montos de los daños son pequeños, algunas personas prefieren no afectar la póliza para mantener su descuento”, concluyó Varela.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×