| 6/11/2010 12:00:00 PM

Acciones de BP repuntan

Las acciones de British Petroleum subieron el viernes en Londres y Nueva York a pesar de los indicios de parte de su director general de que podría suspenderse el pago del dividendo correspondiente al segundo trimestre.

Los títulos de BP subían 8% a 394,95 peniques (US$5,78  al mediodía en la bolsa de valores de Londres después de caer el jueves a su mínimo en 13 años. La intención es calmar las críticas en Estados Unidos en contra de la empresa por el derrame de crudo en el Golfo de México.


El jueves en Nueva York, la acción cerró con un alza de 12,3%, con lo que recuperó la mayor parte de la pérdida sufrida el miércoles, cuando se desplomó 15,8%. En el intercambio matutino el viernes en Wall Street, el papel de BP se vendía en US$34,15, 4,18% arriba del cierre del jueves, de US$32,78.

Los valores de BP han caído desde los 655,4 peniques, antes de la explosión del 20 de abril en la plataforma Deepwater Horizon, en las aguas estadounidenses del Golfo de México, que mató a 11 personas.

La compañía está siendo fuertemente presionada por el presidente Barack Obama y su gobierno para que suspenda la entrega de dividendos, una posibilidad que inicialmente enfureció a los inversionistas, pero algunos creen que esa posibilidad ya quedó incorporada en el valor actual de la acción.

"Estamos contemplando todas las opciones sobre el dividendo, pero no se ha tomado ninguna decisión", dijo el director general de BP, Tony Hayward, en una entrevista aparecida el viernes en el diario The Wall Street Journal.

Aunque la suspensión del dividendo sería una desilusión para los inversionistas, también podría aliviar parte de las fuertes críticas que enfrenta BP en Estados Unidos.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?