| 4/1/1997 12:00:00 AM

Tendencias

Texins y Coldatos se fusionaron con el fin de convertirse en la empresa 100% colombiana de integración de sistemas de información más importante en el mercado. Aunque no se conoce el nombre de la nueva compañía, sí se sabe que los ingresos anuales podrían estar cerca de los US$50 millones.

El año pasado Delima fue de nuevo la primera corredora de seguros del país, con comisiones por $23.690 millones. Le siguieron Aon (que reúne ahora al antiguo Bernardo Saíz, Alexander & Alexander-Marmorek y Montejo Hoyos) con $4.668 millones. A continuación se situaron Gilseguros con $4.739 millones, Johnson & Higgins con $3.092 millones y Valencia Iragorri con $2.387 millones.



En mayo se inaugura en Barranquilla la primera planta de producción de acero laminado en frío, producto que hoy en día se importa en su totalidad. Acesco invirtió más de US$40 millones para hacer realidad el proyecto. Hay planes para exportar a Venezuela, Centroamérica y Estados Unidos.



Por primera vez en muchos años, Suramericana de Seguros registró, en 1996, una utilidad técnica de $11.413 millones, contra una pérdida en 1995 de $589 millones. Esto es algo totalmente inusitado en el sector de seguros, donde las ganancias dependen de las inversiones en otras áreas. La razón: reducción de gastos, control de la cartera y, quizá lo más importante, disminución del número de pólizas de automóviles, el sector de más alto riesgo.



Un consultor internacional, cuyo nombre se definirá en junio, diseñará la futura política y estructura de Isagen. Esta empresa actúa como garante en numerosos proyectos -Hidromiel, Urrá, Guavio y Termocesar, entre otros- y necesita asegurar su futura viabilidad económica y financiera.



Con una inversión cercana a los US$15 millones, Sofasa pondrá en funcionamiento a mediados de este año la nueva planta de pintura por electrodeposición catalítica, lo cual la convertirá en la cuarta ensambladora en Latinoamérica y la segunda en Colombia, en incorporar esta tecnología a sus procesos de producción.



Isabel Celis, la representante conservadora que apoya a Samper, recibió como premio el nombramiento de la nueva administradora de operaciones aduaneras de Bogotá. A este cargo le habían quitado el manejo del aeropuerto Eldorado por problemas de control al contrabando y al narcotráfico. La congresista le exigió al ministro de Hacienda José Antonio Ocampo que le devolvieran esas funciones al puesto, Samper intercedió a favor de la petición y Ocampo, que a todo dice que sí, dijo que sí.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?