| 12/14/1998 12:00:00 AM

Ontario County

Esta zona, que alguna vez fue denominada por la tribu Séneca, es muy apetecida por los esquiadores.

Cuando se habla de Nueva York, todo el mundo piensa en Manhattan, las torres gemelas o la Estatua de la Libertad. Pero pocos saben que a pocas horas de la Gran Manzana, hay bellísimos lugares donde se puede tener un contacto más cercano con la rica cultura estadounidense tradicional.



Tal es el caso de Finger Lakes, una región situada al norte de Nueva York y que tiene este nombre porque al verla en un mapa los lagos que la conforman parecen los dedos de una mano extendida. Allí están ubicados los condados de Ontario, Orleans y Tompkins. En el corazón de esta zona se encuentra Ontario County. Este condado agrupa una serie de ciudades y regiones atractivas como Naples, Geneva, el Seneca Lake y las áreas de Canandaigua, Victor y Farmington. En cada una de estas zonas hay numerosas atracciones, como los famosos viñedos del Estado de Nueva York que se pueden conocer tomando un tour por el Seneca Wine Trail, donde se encuentran 23 de las bodegas que producen algunos de los mejores vinos del estado. Muy cerca de los viñedos está la ciudad de Geneva, donde no puede dejar de visitar la Smith Opera House, el área de Beans Hill y el Downtown, donde se encuentran tiendas muy originales en medio de la parte histórica de la ciudad.



Otro de los planes interesantes es conocer un poco de la historia de Ontario, que alguna vez fue dominada por la tribu Séneca. Sus descendientes, que ahora se transportan en blazers y gozan de todos los privilegios de la tecnología, se han encargado de mantener vivas las costumbres. Gracias a eso, hoy es posible hacer un tour por la zona, conociendo algunas de las construcciones y costumbres propias de los Seneca con la guía de algún miembro de la tribu.



Siguiendo la línea de la historia, en Canandaigua se encuentra la Mansión Sonnenberg, famosa por sus espectaculares jardines que año tras año son visitados por estadounidenses y extranjeros de todas las latitudes. Diciembre es una buena época para recorrer la mansión y apreciar los jardines decorados con miles de luces y adornos navideños como parte del Festival de Luz, el cual se convierte casi en una peregrinación obligatoria durante todo el mes de la Navidad.



Para quienes están interesados en el esquí sobre nieve está la montaña Bristol, que ofrece programas para principiantes y expertos. Recorrerla es un reto porque tiene la caída más alta entre la región de Andirondacks, Catskill y las Rocky Mountains. Para esquiar allí sólo es necesario llevar ropa adecuada porque el resto de los equipos se pueden alquilar en Bristol.



Por último, hay que visitar The Wizard of Clay y Arbor Hill, un sitio donde le han encontrado mil usos más de los que cualquiera se pueda imaginar al vino, con el cual fabrican entre otros, mermeladas, aderezos para las ensaladas y postres.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?