| 3/1/1997 12:00:00 AM

Llegaron los españoles

Llega a Colombia la tecnología bancaria española, la más eficiente de Europa. ¿Quiénes son los nuevos inversionsitas? ¿Cómo se beneficiará el consumidor colombiano?

El 31 de mayo del año pasado se conoció la venta del 40% del Banco Ganadero al grupo español Bilbao Vizcaya (BBV), uno de los más grandes de la península. La negociación fue por US$328,3 millones. El 24 de octubre se anunció la compra de una participación de cerca del 35% del Banco de Colombia por parte del Banco Central Hispano por US$330 millones y el 17 de diciembre se anunció la venta del 55% del Banco Comercial Antioqueño y el 100% de Invercrédito al Banco Santander de España por US$151 millones y US$70,3 millones, respectivamente. Poder & Dinero investigó quiénes son los colosos españoles que entraron como nuevos actores al sistema financiero colombiano y sus planes para el futuro, que revolucionarán los servicios bancarios en el país.



Los bancos españoles son los más eficientes de Europa. Cuando comenzaron a invertir en Perú, en dos años se duplicó la productividad de los bancos, medida como unidad monetaria prestada por empleado. El BBV es uno de los bancos más eficientes del mundo. En España abren oficinas con sólo dos personas y llegan al punto de equilibrio a los seis meses de operación.



La filosofía de manejo de cada banco es distinta. Emilio Botín, el presidente del Banco Santander, compra un banco para ser su dueño y manejarlo. Botín tiene una manera de hacer negocios que le ha dado excelentes resultados y la aplica siempre. A los bancos que adquiere les nombra su propia administración.



El estilo del Banco Bilbao Vizcaya es más consensual. Buscan socios en el exterior, aunque por lo general el BBV asume el manejo de los bancos, aun sin tener la mayoría, como es el caso del Ganadero.



El Banco Central Hispano busca asociaciones estratégicas con accionistas de bancos locales que se encargan de la operación. Eso hicieron en Chile con la familia Luksic, dueños del banco O'Higgins, que acaba de ser fusionado con el Banco de Santiago para constituir el banco más grande de Chile. En Colombia, el manejo del Banco de Colombia será responsabilidad de la familia Gilinski.



En España, el banco más grande es el Santander, seguido por el BBV, el Argentaria y el Central Hispano (BCH). El Argentaria, a pesar de su tamaño, está atravesando un período de reestructuración -en el último año ha tenido dos presidentes-, por lo cual no ha emprendido acciones en el exterior como los demás bancos.



Es innegable que los españoles llegan a Colombia atraídos en parte por los altos márgenes de intermediación. El negocio consiste en sacar al mercado productos con un alto margen para el banco. Esto va muy bien con la situación colombiana.



Banco Bilbao Vizcaya



Este banco es producto de la fusión de los bancos de Bilbao y el Banco Vizcaya en 1983. A septiembre del año pasado, el grupo tenía activos por US$123,4 billones. Tiene intereses en más de 130 compañías, muchas de ellas del sector real. Esto lo convierte en uno de los grupos industriales más grandes de España. Su presidente es Emilio de Ybarra. Tiene más de 44.000 empleados en el mundo.



- José María Ayala, presidente Banco Ganadero Opera en España por medio del banco matriz y de sus filiales: Banco del Comercio, Banca Catalana, Privanza y Finanzia, con un total de 2.882 oficinas en ese país. En el exterior tiene presencia en 28 países (las últimas adquisiciones en Venezuela con el Banco Provincial -el más grande de ese país- en sociedad con el grupo Polar, y en Colombia). EL BBV tiene bancos en Portugal, Andorra, Jersey, Gibraltar, Marruecos, Bélgica, Suiza, México, Perú, Puerto Rico y Panamá. En octubre adquirieron también la firma de banca de inversión Latinvest, en Venezuela, con US$50 millones de fondos propios. También se llegó a un acuerdo para adquirir un paquete de control del banco Francés del Río de la Plata, el tercer banco argentino.



En 1995 compraron el grupo Probursa en México (US$4.200 millones en activos y US$6,7 millones en utilidades), que incluye banco, holding y casa de bolsa, y el banco Continental en el Perú en sociedad con el grupo Brescia (US$2.059 millones en activos y US$32,3 millones en utilidades). De esa manera, han puesto en marcha una clara estrategia de posicionamiento en América Latina. En este momento tienen más de US$1.000 millones para seguir invirtiendo en el continente americano.



Además del negocio financiero, el grupo BBV tiene intereses en áreas tan extensas como la inmobiliaria, seguros, alimentos; es dueño del 3% de la Telefónica de España, centros comerciales, acero (11% de participación en la tercera empresa europea de hierro y acero), generación eléctrica, telefonía móvil, televisión; posee el 5% de la petrolera Repsol e infinidad de inversiones en diversos sectores de la economía española, aunque la banca sigue siendo su principal actividad.



En 1995 el grupo arrojó utilidades por US$865 millones y a septiembre de este año la cifra era de US$672 millones. En 1996 la capitalización bursátil fue de US$12.000 millones. No hay participaciones individuales de más del 5%. Los mayores accionistas son la aseguradora japonesa Nippon Life, la estadounidense General Electric Capital y el grupo asegurador francés Axa.

En los estados financieros a septiembre del año pasado ya habían incorporado la participación en el Banco Ganadero. Los activos del grupo BBV ascendían a US$123.436 millones. A diciembre de 1996 las utilidades fueron de US$792 millones.

-José M. Amusátegui. presidente Central Hispano



Los servicios financieros que ofrecen a los clientes están productos diseñados para cubrir todo el mercado de banca personal y empresarial. En productos de ahorro tienen cinco modalidades diferentes, incluyendo un plan de pensiones, cuentas de ahorro con tarjeta débito, cuentas corrientes, depósitos a la vista y fondos de inversión. Su "supercuenta" ofrece remuneración después de un mínimo, sobregiro automático y pagos directos de las cuentas. En crédito ofrecen tarjetas de crédito, crédito personal con desembolso en 24 horas y crédito hipotecario. El crédito hipotecario financia hasta el 80% de la vivienda con plazos entre 5 y 30 años, con interés fijo, variable o mixto. El crédito personal tiene hasta 8 años de plazo y financia bienes de consumo.



Estos productos se comenzarán a ofrecer en Colombia. Como dice José María Ayala, presidente del banco Ganadero "los productos de crédito son los mismos, lo que cambia es la forma de distribuirlos". Ayala viene a Colombia después de ser director general del BBV en Cataluña, una de las zonas más industrializadas del país y con una competencia bancaria más dura.



Con la misma filosofía mundial del BBV, esta organización es la operadora del Banco Ganadero. Hasta el momento, además de Ayala, han venido cinco vicepresidentes españoles de un total de 14, en áreas claves como medios (soporte organizacional), riesgos, comercial, mercados y financiera.



Banco Central Hispano



El Banco Central Hispano también es producto de una fusión entre el Banco Central y el Hispano, en 1990. Su presidente es José María Amusátegui, quien venía del Banco Hispano. Como producto de la operación, fue necesario fusionar dos culturas bancarias; la que predominó fue la del Hispano. El primer año, el presidente del banco fue Alfonso Escámez, quien venía del Central. Pero la visión de Escámez sobre la banca estaba anclada en el pasado y rápidamente se impuso la cultura del Hispano.



Al igual que el BBV, el "core business" del BCH es la actividad bancaria, pero con infinidad de inversiones en otros sectores de la economía. El banco cuenta con 1.700 sucursales en España y 30.537 empleados. En banca personal tiene más de 400.000 clientes y en el segmento de empresas hay 104 oficinas especializadas con más de 50.000 clientes. También ofrece banca corporativa, "project financing", banca de inversión y fondos de inversión. En España es matriz de los bancos Hispamer, Central Hispano Hipotecario, Banco Banif y Banco Mercantil de Tarragona. Realiza actividades de banca de seguros con Central Hispano Vida, Central Hispano Seguros, Central Hispano Pensiones y Central Hispano Correduría de Seguros.



-Emilio Botín En el exterior, los países con mayor presencia del BCH son Portugal, México, Marruecos y los países del cono sur. En éstos funciona en asociación con el grupo Luksic de Chile con el 50% para cada grupo. Allí fusionaron recientemente los bancos O'Higgins y Santiago, para hacer el banco más grande de ese país, el Banco de Santiago. En Argentina el BCH posee el Banco Tornquist, el Central Hispano Banco en Uruguay y los bancos del Sur y Libertador en Perú. En Chile también controla Qualitas, una de las primeras gestoras de fondos de pensiones.



En México, junto con los grupos Bital y el Banco Comercial Portugués (BCP), es el dueño del Banco Internacional. En Portugal, junto con el BCP, adquirió el año pasado el Banco Portugues do Atlantico, uno de los más importantes de ese país. Con ello, el grupo BCH/BCP se ha convertido en el más grande de Portugal. En Marruecos posee el Banque Commerciale Du Maroc.

En el resto del mundo cuenta con 20 sucursales operativas y once bancos filiales. Tiene presencia directa en Inglaterra, Francia, Alemania, Bélgica, Italia y Gibraltar. En Estados Unidos hay sucursales en Nueva York, Miami y San Francisco. En Canada dispone de un banco filial. En Centroamérica tiene una sucursal y una filial en Panamá. En Puerto Rico, el grupo Santander le compró recientemente el BCH Puerto Rico. - Emilio Ybarra, presidente BBV



El grupo Central Hispano, al igual que el BBV, ostenta una importante participación en el sector industrial. Tiene el 0,5% de Endesa, la empresa española más grande en electricidad y telecomunicaciones. En 1995 amplió su participación en Airtel, una empresa de telefonía móvil, al 13,7%. Tiene control accionario sobre cinco importantes grupos empresariales: Cepsa, dedicada a la petroquímica y al petróleo; Dragados y Construcciones, muy conocida en Colombia, dedicada a la ingeniería civil; Vallehermoso, una de las más grandes empresas del sector inmobiliario; Aumar, concesionaria de autopistas; y Sociedad General Azucarera.



Además tienen participación en Antena 3 TV, AT&T España, Cableuropa, Conservera Campo Frío -que próximamente llegará al país en compañía del grupo Santo Domingo-, grupo editorial Zeta, Laparanza (agrícola), la Unión Resinera, Técnicas Reunidas, Union Eléctrica Fenosa y Unión Naval de Levante.



A septiembre de 1996 los activos del BCH, incluyendo todas sus participaciones, ascendían a US$89.342 millones, con unos ingresos de US$6.039 millones y utilidades de US$270 millones.



De acuerdo con la estrategia internacional del BCH, que busca socios operadores, el manejo del Banco de Colombia continuará teniéndolo la familia Gilinski, aunque sí habrá cambios en la junta directiva del banco. El Central Hispano había explorado antes la posibilidad de comprar un banco colombiano. Miraron el Unión, Popular, Bancafé y Andino y, por último, se decidieron por el Colombia.



Banco Santander



Este es el banco más grande de España, después de la adquisición, en1994, del Banesto. Su presidente es Emilio Botín, un banquero de familia. A diferencia de los otros grupos, el Santander se concentra mucho más en banca comercial y banca de inversión. Sus activos totales ascendían, a septiembre de 1996, a US$148 billones, con ingresos de US$9.238 millones y utilidades de US$766 millones.



El grupo desarrolla actividades en más de 30 países, incluyendo los grandes centros financieros. Tiene 3.721 sucursales en España y 528 en el extranjero (sin incluir Bancoquia) y un total de 42.023 empleados.



Las principales áreas de negocios son la banca comercial, banca corporativa, tesorería y mercados de capitales, banca de inversión y seguros.



Las acciones del banco se negocian en las bolsas españolas de Barcelona, Bilbao, Madrid y Valencia y en las de Londres, Tokio, Frankfurt, París, Zurich, Ginebra y Basilea. Cotiza por medio de ADR's en la bolsa de Nueva York.



El banco tiene filiales en Argentina, Chile, Puerto Rico, Perú (Mercantil e Interandino fusionados en Santander Perú), Uruguay, Portugal, Miami, México, Filipinas, Suiza, Bahamas, Francia, Reino Unido y Alemania. Fue el primer banco español en entrar a México con inversión directa. En Estados Unidos es socio en un 10% del First Union Corporation, -resultado de la fusión con First Fidelity-, el sexto banco de ese país. El año pasado adquirió en Chile la Financiera Fusa, que añade al grupo 55 nuevas oficinas y 300.000 clientes. También compró en Uruguay la compañía de tarjetas de crédito Creditos Personales. Hace poco compró el 2% del primer banco italiano, San Paolo di Torino.



El grupo posee dos bancos que operan exclusivamente por teléfono: Santander Direkt Bank en Alemania y Open Bank en España. En Chile tiene dos administradoras de fondos de pensiones y una compañía de Bolsa, además del Banco Santander Chile. En Argentina es el dueño de Orígenes, la AFP más grande, y acaba de comprar otra llamada Activa-Anticipar. En México posee Casa de Bolsa, una de las firmas comisionistas más grandes. En Nueva York hay una oficina de Santander Investment y una comisionista de bolsa, el segundo trader de papeles latinoamericanos. En Venezuela compró el año pasado el Banco de Venezuela, el segundo más grande ese país. Tiene oficinas en Japón, China, Taiwan, Singapur, Filipinas y Australia. En julio compró el 10% del banco húngaro Inter-Europa. En octubre anunció la compra del grupo Inverméxico, propietario del Banco Mexicano (cuarto de ese país) y de Inverméxico Casa de Bolsa. En Chile adquirió recientemente el Banco Osorno/La Unión y se fusionó con el Banco Santander Chile. En septiembre compró el BCH Puerto Rico. Además, es socio con Metropolitan Life en la compañía de seguros Génesis.



En banca de inversión tiene oficinas en 17 ciudades del mundo y ya abrió una oficina en Bogotá. Es líder en Latinoamérica con operaciones como la privatización de la CANTV en Venezuela y Luz del Sur en Perú.



Hace poco empezó a incursionar en el sector real con inversiones en Ibos Ltd. (sistema de transferencias de pago en tiempo real), junto con el Chase Manhattan. Tiene participación también en BT Telecomunicaciones y en Airtel, otro de cuyos socios es el BCH. En septiembre firmó una alianza con Microsoft para desarrollar un sistema de banca en casa, capaz de operar directamente por internet. El Banco Santander tiene una clara estrategia de expansión en América Latina, con la compra de posiciones mayoritarias en instituciones con la plataforma adecuada a sus necesidades.



La operación en Colombia incluye la compra, además del 55% de Bancoquia, de Leasing Bancoquia, Fiduciaria Bancoquia e Invercrédito. Quedan por fuera de la operación Almagran, Cofinorte y Colsabank. La compra se hará efectiva en abril, debido a que hay que avisar por anticipado a la Bolsa de Bogotá, en donde cotizan las acciones de Bancoquia.



Lo que viene



Aunque se ha creado una gran expectativa de que las tasas de interés domésticas bajarán por la llegada de los bancos españoles, éstas están bajando porque las condiciones macroeconómicas lo están propiciando: una mayor liquidez lleva necesariamente a menores tasas. José María Ayala, presidente del Banco Ganadero, afirma que "las tasas bajarán en la medida en que se logre mayor eficiencia en la operación, mediante la tecnificación". Este parece ser el punto clave del quiebre cultural bancario. Como dice un banquero colombiano "la diferencia es que los españoles tienen toda la plata para invertir en sistemas. Si algo no da resultado, lo botan y vuelven a empezar de cero. En Colombia, somos mucho más pobres". - Gabriel jaramillo, Santander Investment



Los inversionistas españoles consideran que en Colombia las tasas de interés son altas porque es muy costoso operar. Para ello es necesario invertir grandes sumas en tecnología. El Banco Ganadero tiene presupuestado invertir US$20 millones anuales y el Banco de Colombia US$30 millones. La banca española alcanzó los actuales niveles de eficiencia precisamente por la llegada de competencia extranjera, que los obligó a "ponerse las pilas", lo que dio como resultado la banca más eficiente de Europa.



El mercado será mucho más competido con la entrada de estos colosos. La oferta de productos será más amplia y la filosofía cambiará. Como dice Gabriel Jaramillo, representante del Banco Santander y artífice de la compra de Bancoquia "el banco será quien busque al cliente y no lo contrario, como ocurre ahora". Los tres bancos ya han diseñado lo que demanda el público en España. Hay productos de débito y de crédito para cada segmento de consumidores. Como dice Jaramillo "la idea es estandarizar los productos para poder distribuirlos en forma mucho más ágil y depender menos de la relación entre el gerente de la oficina y el cliente. La estandarización es la creación de productos de crédito y de inversión diseñados para suplir las necesidades de grupos específicos de consumidores con perfiles homogéneos". Jaramillo conoce muy bien su campo, pues fue presidente del Citibank Colombia, en donde diseñó la popular cuenta Citione. Después pasó a la presidencia del Citi en México.



Ayala coincide en que en la distribución de los productos es donde hay más posibilidades de crecimiento y la extensa red de oficinas del Banco Ganadero facilita esa distribución. Hay que ser muy agresivos en la oferta de productos, simplificar al máximo las operaciones y agilizar la distribución.



Como la distribución es la clave, es lógico que los españoles hayan invertido en bancos con grandes redes de oficinas. La ventaja que le vio precisamente el grupo Santander al Bancoquia es su extensa red urbana. Invercrédito, por su parte, tiene la mayor experiencia del país en crédito de consumo por ser la compañía de financiamiento comercial más grande. Los españoles están comprando el análisis histórico de los hábitos del consumidor colombiano y la historia de los clientes.



Ayala considera que el mercado financiero colombiano tiene mucho espacio para crecer y desarrollarse. Una de las necesidades más sentidas de los consumidores colombianos es la ausencia de crédito a largo plazo. Lo único que existe es el sistema Upac para inmuebles. José María Ayala considera que esto se debe a que "en Colombia no hay tasa de interés de largo plazo. Ni captaciones de largo plazo. En la medida en que comience a funcionar el mercado de deuda, primero con papeles del gobierno, será posible desarrollar un mercado de dinero de largo plazo".



La ausencia de captación a largo plazo cambia con la creación de los fondos de pensiones, que tienen colocaciones de largo plazo. Por otro lado, hasta comienzos de esta década, la economía colombiana era muy ilíquida, en parte por el control de cambios. No había depósitos de largo plazo. Con la apertura, esta situación cambió y se está creando un mercado de largo plazo, con lo cual los consumidores colombianos pueden esperar más oferta de crédito de largo plazo en el futuro cercano.



El objetivo de los tres bancos es hacer más eficiente la intermediación. En la medida que ello se logre se podrán bajar los márgenes de intermediación y las tasas de interés. "El Banco Santander no sólo tiene la tecnología, sino la 'technique', el cómo hacer las cosas", dice Jaramillo. "Colombia hoy es como España hace 12 años. Por eso es tan interesante para los bancos españoles venir al país".



Pero para hacer una banca más eficiente, es indispensable la libertad en comunicaciones y servicios de valor agregado. Los cajeros automáticos, los dispensadores de chequeras y los sistemas de distribución dependen de las telecomunicaciones en línea. Esta innovación tecnológica ya la están haciendo los bancos colombianos.

Y es que los grandes grupos colombianos no se van a dejar sacar del mercado. De ahí la importancia estratégica de la compra del Banco Popular, por Luis Carlos Sarmiento. La participación en el mercado se vuelve clave con la mayor competencia.



La utilidades se van a resentir al principio, por la mayor competencia y las necesidades de renovación tecnológica. Pero la llegada de la banca española es el detonante que se necesitaba para modernizar el sistema financiero colombiano y cambiar la mentalidad, por otra orientada en función del cliente.



Es indudable que la banca colombiana tendrá que reorganizarse: los bancos grandes deben volverse más eficientes y los pequeños y medianos, especializarse en nichos geográficos, de clientes o de productos. Ahora lo que viene es una redistribución del mercado con base en la oferta de más y mejores servicios. En un principio no es de descartar que para ganar mercado algunos bancos disminuyan sus tasas de interés, pero esa política no puede durar mucho tiempo porque no se puede trabajar a pérdida.



Y aunque las tasas de interés son lo más visible, para el cliente colombiano es fundamental el servicio. Los españoles miden la participación de mercado como participación en el crédito y no en las captaciones. Esto da la medida de cómo será el nuevo mercado financiero colombiano: más crédito, más ágil, más rápido y tal vez más barato. El gran beneficiado será el consumidor.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?