| 2/1/1995 12:00:00 AM

Anticipos

- El sistema total de fondos privados de pensiones logró afiliar en 1994 a casi un millón de personas. Esta cifra es récord si se la compara con el total de afiliados al ISS que es de 3.5 millones de personas.

- Las AFP están esperando que el negocio de las pensiones resulte mejor que el de las cesantías. Cuando comenzó el negocio de las administradoras de cesantías se fundaron 18. Hoy en día sólo sobreviven 10. Además, el negocio se ha complicado cada vez más. Se calcula que cada afiliado tiene en promedio sólo $200.000, y los retiros diarios en las administradoras más grandes superan los 400. El costo de las transacciones es otro obstáculo en el buen desempeño de los fondos.

-Gracias a la baja en las bandas cambiarias a finales del año pasado, la Junta Directiva del Banco de la República logró cumplir con su meta de crecimiento de los medios cíe pago. Estos aumentaron un 26.7% en 1994, totalmente dentro del corredor. El objetivo este año es cumplir igualmente con las metas trazadas.

- Dado el desmonte de los certificados de cambio y la enorme disminución en el saldo de OMAs, están dadas las condiciones para que bajen los encajes bancarios, que son el principal sobre costo de la banca colombiana. La JDBR está midiendo cuidadosamente la medida para evitar que se disparen los medios de pago. -Debido a que el terremoto de Kobe (Japón) destruyó el centro de fabricación de chips de memoria de computador (Japón es líder mundial en memorias), el mega bite subió su precio en un 40%.

- En este momento el gobierno venezolano se ha convertido en uno de los principales inversionistas del sector financiero, a través del Fogade (Fondo de garantías similar al Fogafin). En efecto, a raíz de la crisis financiera venezolana el Fogade es dueño del Banco Tequendama y su fiduciaria, de Latinoamericana de Seguros y de la corporación financiera Latincorp, que pertenencían al cubano-venezolano Orlando Castro.

- El gobierno, para darle contentillo al sindicato de Telecom, decidió en reciente reunión del Conpes inyectarle US$1.000 millones a la empresa para "hacerla más competitiva y eficiente". Telecom universalizará su servicio a través cíe la llamada "telefonía social" (que como todo lo "social" es pésimo negocio).

-Ahora resulta que las compañías de telefonía celular de la zona oriental han hecho un acuerdo de tarifas, lo que es claramente ilegal desde el punto de vista del estatuto de promoción de la competencia. Por su parte, Gilberto Echeverri, gerente de Occel, quiere que el gobierno le "dé una manito" y regule las tarifas de telefonía celular, obviamente obligando a que su competencia en la zona occidental las aumente. Esto último ya es el colino del descaro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?