| 9/8/2009 12:00:00 AM

Empleados temen por dañar la imagen de su empresa

El 60% de los directivos considera que tiene derecho a conocer la opinión que sus empleados comparten sobre la empresa mediante las redes sociales. Sin embargo, más de la mitad de los trabajadores, cree que las redes sociales no deberían preocupar a los directivos, dice Deloitte.

El amplio crecimiento de las redes sociales en el mundo, está cambiando la forma en que las personas se comunican, el modo en que comparten ideas y la manera en que difunden información. Pero esta importante mejora en la conectividad del mundo, también ha borrado rápidamente la línea existente entre la vida privada y la profesional. Al mismo tiempo que estas nuevas herramientas de comunicación crean grandes oportunidades, también pueden causar dilemas éticos a los individuos, además de presentar grandes retos para los negocios, ya que pueden dejar marcas expuestas y vulnerables.

El estudio Las Redes Sociales y los Riesgos para la Reputación de la Empresa de Deloitte (Social networking and reputational risk in the workplace) revela que existe un gran riesgo para la reputación de las empresas asociado a las redes sociales, representado en que un 74% de los trabajadores en Estados Unidos considera que es muy fácil dañar la reputación de su compañía a través de sitios como Facebook, Twitter o YouTube.

Las empresas, por su parte, tienen que lidiar con el tema del riesgo en la reputación, manejando, al mismo tiempo, el concepto de la libre expresión de sus empleados. Al mismo tiempo, varias noticias acerca de cómo algunas marcas globales están impactando por estos métodos a sus consumidores, indica que los debates en torno a este tema deben ser elevados a niveles muy altos de liderazgo. Dicho lo anterior, es sorprendente encontrar que sólo el 15% de los ejecutivos encuestados por Deloitte se ocupan de estos riesgos de reputación en sus reuniones directivas; aunque el 58% de ellos está de acuerdo en que el tema es lo suficientemente importante para ocuparse de él.

Por otra parte, el estudio encontró que sólo un 17% de las empresas que participaron de la encuesta ha puesto en marcha programas para monitorear y mitigar los posibles riesgos relacionados con la reputación, relativos al uso de redes sociales.

Existen diferentes opiniones acerca del uso y acceso de este tipo de medios de comunicación. Por ejemplo, el 60% de los ejecutivos dice que ellos tienen el “derecho a saber” como se describen sus empleados a ellos mismos y a sus organizaciones; mientras el 53% de los empleados sostiene que “las páginas de redes sociales no son de incumbencia de los empleadores”. De hecho, casi un tercio de los empleados que respondieron a la encuesta, dice que nunca consideraría lo que su jefe piense, antes de publicar materiales en Internet.

Entonces, ¿qué deberían hacer las directivas de una empresa ante este delicado tema? La respuesta es fácil: Definir políticas y protocolos. Sin embargo, el estudio también considera que unas directrices claramente definidas por la compañía no cambiaría la forma en que casi la mitad de los encuestados se comporte en el ciberespacio. Por lo tanto, los intentos de mitigar los riesgos de la reputación de una compañía en estas comunidades en línea, debe hacer énfasis acerca de la cultura, los valores y la ética de la organización. Si se refuerzan estos elementos fundamentales, los líderes de las empresas tendrán la oportunidad de fomentar la buena tomas de decisiones en un entorno de redes sociales virtuales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?