| 2/8/2007 12:00:00 AM

Venezuela importará 300 toneladas de carne de Bolivia

El encargado de negocios de la embajada boliviana en Caracas, Jorge Alvarado, dijo a la agencia estatal de noticias que las autoridades de su país llegaron a un acuerdo con el Ministerio de Alimentación para iniciar la próxima semana la importación de 300 toneladas de carne de Bolivia.

Caracas.- El gobierno venezolano importará la próxima semana de Bolivia 300 toneladas de carne de res para solventar los problemas de desabastecimiento del producto en el país, declaró un funcionario boliviano.

Alvarado dijo a la Agencia Bolivariana de Noticias, en un cable que fue difundido el miércoles, que el presidente Hugo Chávez dio instrucciones para que la importación de carne se haga a la brevedad, y que las compras del producto lleguen a "10.000 toneladas al año".

Agregó que Venezuela también importará del país andino 7.500 toneladas de frijoles, carne de pollo, soya en grano y en aceite.

Bolivia importará este año de Venezuela materia prima para la producción de plástico, partes eléctricas, maquinarias agrícolas y ron, informó el funcionario, aunque no precisó cifras.

Alvarado aseguró que Bolivia y Venezuela tienen como meta duplicar la balanza comercial tal como lo establece el acuerdo de Alternativa Bolivariana para la América (ALBA), que suscribieron ambos países, junto con Cuba, Nicaragua y Ecuador.

Los gobiernos de Venezuela y Bolivia han suscrito unos 21 acuerdos de cooperación en las áreas comerciales, educativas, agrícolas y de integración.

El funcionario precisó que las autoridades de ambos países tienen planeado ampliar próximamente la cooperación en el sector de infraestructura para la construcción de carreteras, y en las áreas de exploración y producción petrolera y petroquímica.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?