| 5/21/2012 4:20:00 PM

Venezuela decomisa 8.000 litros de combustible en frontera con Colombia

La Guardia Nacional de Venezuela (GNB, Policía militarizada) decomisó 8.000 litros de combustible en dos poblaciones fronterizas con Colombia en el estado de Táchira y suma 249.000 litros retenidos en lo que va de año, informó la estatal Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

El combustible fue hallado en dos procedimientos realizados por más de 1.000 funcionarios de la GNB en las localidades de Boca de Grita y Guarumito ubicadas en el municipio García de Hevia del estado Táchira.

"Además fueron confiscados 148 recipientes plásticos, tres vikingos (tanques que se colocan debajo de los vehículos), un motor fuera de borda, y una canoa que utilizaban para intentar traficar el combustible ilegalmente hacia el vecino país", explicó a AVN el jefe del Comando Regional de la GNB, Richard López.

En septiembre pasado, el Gobierno de Venezuela instaló un sistema automatizado de despacho de combustible en el estado Táchira, para acabar con el contrabando de gasolina hacia Colombia.

Venezuela subsidia casi en su totalidad este tipo de derivados del crudo y el precio de un litro de gasolina está en torno a los dos centavos de dólar.

En diciembre de 2010, el Gobierno venezolano normalizó el suministro de combustibles subsidiados a las zonas de frontera con Colombia, con el objetivo de contrarrestar el contrabando en esas regiones tras la crisis bilateral que causó la ruptura de las relaciones entre las dos naciones a mediados de ese mismo año.

Durante 2011, Venezuela envió más de 100 millones de litros de combustible a Colombia como consecuencia del relanzamiento de las relaciones bilaterales, 54,4 millones de ellos de diesel y el resto de gasolina. EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?