| 6/12/2009 12:00:00 AM

Venezuela ampliaría pacto para vender crudo a precios bajos

El gobierno venezolano busca ampliar el pacto para seguir vendiendo su crudo a precios preferenciales.

LA HABANA  — Venezuela se propone ampliar el pacto por el cual vende petróleo a Cuba y a vecinos más pobres a precios altamente preferenciales, colocando así la política por encima de la economía durante la reunión del viernes con 17 países de Centroamérica y del Caribe.

La cumbre, en la isla caribeña de Saint Kitts, en la que participan 18 miembros de Petrocaribe, reúne a los gobernantes de Venezuela, uno de los principales países petroleros del mundo, con los de naciones que buscan crudo más barato en momentos en que la cotización del producto ha comenzado nuevamente a subir.

Cuba es la más beneficiada por la largueza venezolana entre los miembros de Petrocaribe. Empero, un consumo energético mayor al pronosticado en lo que va de año hizo que las autoridades cubanas amenazaran con decretar apagones generalizados los sábados por la mañana y vacaciones obligatorias justo al comienzo de la temporada estival en la isla.

Petrocaribe será fortalecido, independientemente de la situación internacional y del precio del crudo, afirmó el presidente venezolano Hugo Chávez a su llegada el viernes a St. Kitts.

La Agencia de Noticiosa Bolivariana dijo que los líderes de Petrocaribe se entrevistaron con la esperanza de una expansión y nuevo programas de cooperación y atención a un mundo que cada vez consume más energía.

El crudo ha pasado de US$35 el barril en marzo de 2009 a cerca de US$72 esta semana.

El anuncio del gobierno venezolano de continuar vendiendo su crudo a precios preferenciales es buena noticia para Cuba, principal beneficiario de esa cotización entre los miembros de Petrocaribe.

El uso de energía en Cuba superó en el primer trimestre de 2009 los niveles pronosticados en un 3%. Eso hizo que las autoridades de la isla amenazaran con cortes de electricidad el sábado por la mañana, cuando comienza la temporada veraniega.

Las medidas adoptadas por el gobierno tuvieron éxito, según indicó esta semana el viceministro cubano de Industrias Básicas Juan Manuel Presas. Calculó que el consumo nacional de energía disminuyó un 10% a principios de junio, evitando la necesidad de apagones generalizados los sábados por la mañana.

Cuba produce la mitad del crudo que consume y depende del venezolano para obtener el resto a precios muy subvencionados. Ello ha permitido al gobierno de esta isla de 11 millones de habitantes estrenar una flota nueva de autobuses en La Habana procedente de China y Bielorrusia.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?