| 4/29/2008 12:00:00 AM

Utilidad de la banca colombiana sube 34,49% en 1er trimestre

Bogotá.- Las utilidades netas de la banca colombiana aumentaron un 34,49 por ciento interanual en el primer trimestre, porque continuó el crecimiento de las colocaciones de crédito, reflejo del auge del consumo doméstico, aunque también aumentó la morosidad, informó el martes el Gobierno.

Las ganancias netas totalizaron 1,32 billones de pesos (725,03 millones de dólares), frente a los 984.469 millones de pesos del mismo trimestre del año pasado, precisó la Superintendencia Financiera.

"Los establecimientos de crédito continúan aprovechando una coyuntura de auge crediticio," agregó el regulador bancario y bursátil del país en un comunicado.

Las instituciones financieras de capital privado colombiano acumularon ganancias por 1,1 billones de pesos, con un aumento de un 34,7 por ciento interanual, añadió.

Pese a que siguió creciendo, el ritmo de expansión de la cartera bruta de colocaciones se desaceleró a un 23 por ciento en los tres primeros meses del 2008, a 128,7 billones de pesos, frente al récord del 35 por ciento registrado un año atrás, agregó la superintendencia.

El menor incremento se produjo tras las sucesivas alzas en la tasa de interés referencial del Banco Central de Colombia, actualmente en un 9,75 por ciento, aplicadas desde abril del 2006 para contener las expectativas inflacionarias.

El consumo doméstico y la inversión privada son los principales motores del crecimiento de la economía, que en el 2007 alcanzó un 7,52 por ciento, su mejor desempeño en las últimas tres décadas.

Pero la cartera vencida también aumentó un 74,6 por ciento interanual, a 5,1 billones de pesos, con una notoria alza en la morosidad de los créditos de carácter comercial, seguidos por los de consumo.

(1 dólar = 1.820,6 pesos al 31 de marzo del 2008)

 

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?