| 7/21/2011 1:40:00 PM

US Airways gana US$92 millones en el segundo trimestre, un 67% menos

La aerolínea US Airways ganó en el segundo trimestre del año US$92 millones, un 67% menos que en 2010, debido en gran parte al aumento de los costes derivados del encarecimiento del combustible que afecta a todo el sector.

Nueva York - "La demanda de nuestros servicios se ha mantenido fuerte durante todo el trimestre", indicó hoy el presidente y consejero delegado de la compañía estadounidense, Doug Parker, en un comunicado, en el que también destacó que la empresa tuvo beneficios a pesar de que el precio del fuel se ha incrementado un 47% en los últimos 12 meses.

US Airways, con sede en Arizona, difundió hoy sus resultados correspondientes al periodo entre abril y junio de 2011, en el que el valor de sus acciones creció 49 centavos por título ó US$0,92 menos que en el mismo periodo de 2010, cuando la empresa logró US$292 millones en beneficios.

La compañía aérea comunicó que sus ingresos crecieron en el segundo trimestre un 10,5 % hasta 3.503 millones de dólares.

En la primera mitad del año, la facturación total se elevó un 11,9% hasta US$4.180 millones, gracias al aumento de las tarifas de los billetes para compensar el encarecimiento del combustible.

Por otra parte, el número de pasajeros de la aerolínea creció un 4,4% durante el segundo trimestre y los ingresos por milla volada -que sirven para calcular la rentabilidad del negocio- subieron un 7,6%.

US Airways comienza así a recuperarse de sus malos resultados del primer trimestre del año, en el que perdió US$114 millones y por el que todavía arrastra US$23 millones en números rojos.

Sin embargo, una hora y media antes del cierre de la Bolsa de Nueva York sus títulos perdían 1,59% hasta US$6,79, mientras que se han depreciado 3,22% en lo que va de año y 2,42% en los últimos doce meses.



Efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?