| 2/9/2010 11:35:00 AM

Unasur delinea ayuda para Haití

Líderes del bloque de naciones sudamericanas Unasur se preparaban el martes para debatir medidas para ayudar a la reconstrucción de Haití, devastada en enero por un terremoto, en un encuentro que marca la vuelta del presidente de Colombia a Ecuador tras la ruptura de relaciones en el 2008.

Quito.- La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) delineará una estrategia para ayudar a la recuperación de la capital haitiana, destruida por el terremoto del 12 de enero que dejó más de 200.000 muertos, insistiendo en que las acciones deben ser lideradas por el Gobierno de ese país.

A la cita asisten los presidentes de Colombia, Alvaro Uribe; de Perú, Alán García; de Paraguay, Fernando Lugo, y de Ecuador, Rafael Correa. El venezolano Hugo Chávez canceló su participación a última hora por la emergencia eléctrica en su país, según explicaron organizadores.

Los otros países miembros de Unasur estarán representados por sus respectivos cancilleres y delegaciones diplomáticas.

"Nos complace poder acudir esta mañana a Quito a examinar cómo todos podemos tener una solidaridad eficaz con Haití", dijo a periodistas Uribe, quien visita el país vecino por primera vez desde la disputa originada por un ataque colombiano a un campamento de la guerrilla en territorio ecuatoriano en marzo del 2008.

La tragedia en Haití puso un alto diferencias que mantienen algunos mandatarios latinoamericanos y la reunión promete unirlos en un debate en torno a las tareas de ayuda humanitaria.

"Es un pueblo soberano independiente, que cultural e históricamente ha sufrido mucho y creo que ha llegado el momento de brindar el respeto y devolver la dignidad a los haitianos", dijo el presidente paraguayo, Fernando Lugo, en una entrevista con la Agencia Estatal de Noticias (Andes).

A la reunión fue invitado el presidente de Haití, René Preval.

Aunque dentro de la agenda de la reunión extraordinaria no estaba previsto abordar el tema de las relaciones entre los países miembros de la Unasur, el arribo de Uribe a territorio ecuatoriano alentó la posibilidad de una pronta solución a la diferencia que mantienen ambos países. Ecuador rompió relaciones diplomáticas con Bogotá en marzo del 2008 tras un ataque del Ejército colombiano a territorio ecuatoriano para destruir un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el mayor grupo guerrillero de ese país.

Ambas naciones están en proceso de recomponer sus vínculos formales que concluirá con la designación de sus respectivos embajadores, una decisión que aún no tiene fecha.

 

Reuters

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?