| 8/17/2006 12:00:00 AM

Toyota anuncia resultados de operación del primer trimestre, que terminó el 30 de junio

Las ventas consolidadas de vehículos para el primer trimestre llegaron a 2,09 millones de unidades, un incremento de 143.000 unidades, comparado con el período previo del año fiscal pasado.

En una base consolidada, los ingresos netos para el primer trimestre sumaron 5,64 trillones de yenes, un incremento del 13,2%, comparado con el mismo período del año fiscal previo. Los ingresos operacionales crecieron el 26,5%, pasando a 512,4 billones de yenes, mientras los ingresos antes de impuestos sobre la renta, la participación minoritaria y el patrimonio en ganancias de empresas afiliadas fue de 554,6 billones de yenes. El ingreso neto creció en 39,2%, pasando a 371,5 billones de yenes.

Las contribuciones positivas a la operación sumaron 180 billones de yenes, constando de 100 billones de yenes provenientes de los efectos positivos de las tasas de cambio de moneda extranjera, 60 billones de yenes provenientes de los esfuerzos de mercadeo y 20 billones de yenes provenientes de los esfuerzos de reducción de costos. Los factores negativos totalizaron 72,7 billones de yenes, incluyendo un incremento en gastos de investigación y desarrollo de 27,5 billones de yenes.

Sobre los resultados obtenidos durante este período, el Director Ejecutivo Senior de TMC, Takeshi Suzuki, dijo: “Registramos incrementos sustanciales, tanto en ingresos como en ganancias, alcanzando niveles récord. Creemos que es resultado de los esfuerzos de toda la empresa para implementar los planes que nosotros fijamos al comienzo del año fiscal”.

En Japón, las ventas por unidad disminuyeron en 7.000 unidades, comparado con el primer trimestre del año fiscal previo, pasando a 543.000 unidades. La participación de mercado de Toyota, excluyendo los mini-vehículos, creció en un 1,5%, frente al primer trimestre del año fiscal anterior, para un total de 46,5%.

Los ingresos de funcionamiento por operaciones japonesas crecieron en 104,6 billones de yenes, comparado con el mismo período del año pasado, pasando a 293 billones de yenes, debido, principalmente, al alto volumen de producción japonesa, en respuesta a la fuerte demanda extranjera.

Las ventas en Norte América alcanzaron 747.000 unidades, un incremento de 106.000 unidades, debido a la fuerte popularidad de modelos como el RAV4 rediseñado y los nuevos Yaris y FJ Cruiser. En Norte América, los ingresos operacionales crecieron en 2,3 billones de yenes, pasando a 140,1 billones de yenes, como resultado de las fuertes ventas de estos y otros modelos, lo cual compensó los costos iniciales en la planta de Texas, programada para abrir en un futuro cercano.

En Europa, a pesar de las débiles condiciones de mercado, las ventas unitarias crecieron en 52.000 unidades, pasando a 308.000 vehículos. Los ingresos de funcionamiento de las operaciones europeas crecieron en 19,8 billones de yenes, para 36,5 billones de yenes, como resultado de las fuertes ventas, principalmente, de vehículos remodelados, como el Yaris, la RAV4 y el Lexus IS. Las ganancias en Europa han estado mejorando firmemente.

Las ventas en Asia disminuyeron en 36.000 unidades, pasando a 193.000, debido, principalmente, a la disminución de ventas en Indonesia y Taiwán. Los ingresos de funcionamiento por las operaciones asiáticas disminuyeron en 9,8 billones de yenes, pasando a 30 billones de yenes, como resultado del decrecimiento en el volumen de producción y en las unidades de vehículos vendidas. Las exportaciones de vehículos IMV desde Asia, que se iniciaron el año pasado, han estado progresando bien.

En otras regiones, incluyendo África, Oceanía y Sur y Centro América, las ventas crecieron a 300.000 vehículos, un incremento de 28.000 unidades. Los ingresos de operación en estas regiones disminuyeron en 1,1 billones de yenes, pasando a 15,9 billones de yenes.

TMC estima que la proyección de ventas de vehículos consolidadas para el año fiscal, que termina el 31 de marzo de 2007, será de 8,45 millones de unidades, lo cual no ha cambiado en cuanto a las previsiones iniciales de TMC, que fueron anunciadas en mayo de 2006. Los ingresos consolidados y las ganancias proyectadas para el año fiscal también permanecieron sin cambio, con ingresos netos consolidados de 22,3 trillones de yenes, ingresos operacionales de 1,90 trillones de yenes e ingresos netos de 1,31 trillones de yenes.

Sobre las perspectivas de ganancia consolidada para el año fiscal que termina el 31 de marzo de 2007, Suzuki dijo: “Actualmente estamos en marcha total para el plan anual, con la excepción de las suposiciones de las tasas de cambio de moneda extranjera. A pesar de las fluctuaciones en los precios de materia prima, apuntamos al resultado de cada actividad que planeamos en el comienzo de este año fiscal”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?