| 11/23/2007 12:00:00 AM

Temen por el futuro de la propiedad privada en Venezuela

Si son aprobadas en el referendo, las enmiendas establecerían constitucionalmente un régimen político de corte socialista bajo diferentes modalidades de propiedad colectiva en las que "el interés común estará siempre por encima del interés particular". Esto ha exacerbado los temores entre los críticos de Chávez y de los principales grupos empresariales.

Caracas.- El presidente Hugo Chávez insiste en que su proyecto de reformas constitucionales no es una amenaza para la propiedad privada, pero el temor de que se estaría sentando las bases para más expropiaciones, se ha convertido en un argumento clave de los opositores para el referendo del 2 de diciembre.

"El gobierno parece tener la intención de hacer desaparecer progresivamente la empresa privada, y no hay democracia sin empresa privada, sin libre iniciativa y menos aún, si no existe un claro, confiable y permanente respeto al derecho de propiedad", dijo Nelson Maldonado, presidente de la Cámara de Comercio (Consecomercio).

Chávez niega que se este erosionando la condición de propiedad privada, al respecto resalta que el socialismo que promueve "es un modelo mixto", que incluye la propiedad privada y la propiedad comunal. "No se trata de estatizar toda la economía. Solo que esa propiedad privada debe estar en el marco de una constitución, unas leyes y de un interés social", indicó.

Sin embargo, algunos dueños de casas _ especialmente los que poseen segundas viviendas _ no están tomando ningún riesgo. Julio Rivas, un español de 55 años, que ha vivido en Venezuela desde niño, dijo que está en proceso de vender sus propiedades, incluidas dos viviendas, para regresar a España junto con su familia. "Las garantías que se dan por descontadas en cualquier país normal, en mi opinión han desaparecido totalmente", expresó.

En años recientes el gobierno ocupó numerosas fincas y declaró expropiaciones sin cumplir desde el principio con el extremo legal de una sentencia firme y el pago oportuno de una indemnización. También se tomaron procesadoras de alimentos y se expropiaron terrenos, edificios y empresas, y entregó tierras a un gran porcentaje de agricultores pobres, argumentando que estaban ociosas o parcialmente utilizadas.

"No puede ser que haya casas vacías, cuando hay tanta gente como yo sin un techo propio", dijo Ana Inojosa, una vendedora ambulante de 29 años, quien alquila una destartalada vivienda en una de las barriadas pobres que rodean Caracas. Inojosa apoya las reformas propuestas por Chávez, porque a su juicio el mandatario "sólo quiere combatir la pobreza".

En Caracas se ha disparado la venta de propiedades. En el 2006, la cifra de viviendas vendidas se ubicó en unas 21.000 en comparación a las 17.573 transacciones registradas un año antes, de acuerdo a cifras de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela. Se prevé un incremento de 17% al cierre del 2007.

Muchas de las ventas son de propietarios que tienen dos o más viviendas, edificios de alquiler, terrenos y condominios en balnearios, por el temor a ser expropiados, se informó. "Estás ventas se han incrementado porque la propuesta sólo reconoce la propiedad privada sobre bienes de consumo y uso", comentó Luis Emilio Vegas, presidente de la CIV.

Además se teme que el "Estado controlará los precios a los que cualquier familia puede vender su inmueble, en qué forma, término y plazos puede venderlo, y cada día se iría perdiendo más la posibilidad de que existan propietarios de vivienda en Venezuela", agregó. Muchos hogares están a la venta, pero algunos no encuentran compradores, mientras que los observadores de la industria de bienes raíces afirman que un número considerable de los venezolanos ricos ahora prefieren comprar en lugares como Panamá o el sur de la Florida.

José Vicente Haro, profesor de derecho constitucional de la Universidad Católica Andrés Bello, sostiene que en la reforma se da "un reconocimiento precario de la propiedad privada". En virtud de una enmienda relativa a la propiedad privada que contempla que podrá "ser declarada la expropiación de cualquier clase de bienes, sin perjuicio de la facultad de los órganos del Estado, de ocupar previamente, durante el proceso judicial", antes de una sentencia firme.

José Manuel González, líder de Fedecámaras, que afilia a cientos de miles de empresas grandes y pequeñas, se mostró preocupado por la "redacción ambigua" de los artículos que declaran ilegales los monopolios. "La redacción ambigua podría dar pie a arbitrariedades contra algunas empresas y podría castigarse a las empresas más exitosas y eficientes", comentó González. El nuevo articulado se manifiesta en contra de la "posición de dominio" que un grupo empresarial "haya adquirido en un mercado de bienes o de servicios, así como cuando se trate de una demanda concentrada".

Chávez, un estrecho aliado del líder cubano Fidel Castro, mantiene una tirante relación con los gremios empresariales. El gobernante insiste en que la empresa privada seguirá teniendo un papel importante, pero dice que grandes cambios son necesarios para crear una "sociedad de iguales".

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?