| 9/24/2006 12:00:00 AM

Suizos ratifican leyes más severas de asilo e inmigración

Los votantes suizos ratificaron el domingo las nuevas leyes de asilo e inmigración, haciendo más difícil que los refugiados reciban asistencia e impidiendo que los trabajadores no calificados que no sean europeos se trasladen a este país.


Más del 67% de los votantes sufragó en favor de las normativas de asilo más estrictas, aprobadas por el gobierno suizo en diciembre, dijo la oficina del gobierno federal al anunciar los resultados oficiales del referéndum.

La propuesta fue aceptada por una abrumadora mayoría en los 26 cantones suizos.

El gobierno sostiene que la ley fue diseñada para impedir los abusos al sistema de los refugiados que buscan quedarse indefinidamente en Suiza. La normativa facilita la repatriación de las personas cuyos pedidos de asilo fueron rechazados, y las autoridades sostienen que ayudará a destinar más recursos a los verdaderos refugiados.

El gobierno podrá ahora negarle beneficios sociales a aquellas personas que se nieguen a salir del territorio suizo aunque hayan sido rechazadas sus solicitudes.

Los adultos que se hagan pasar por refugiados podrán ser encarcelados por hasta dos años, y los niños durante un año, incluso cuando nunca sean acusados por un delito.

"Tomamos nota de los resultados del referéndum y lamentamos que haya sido adoptado", expresó William Spindler, portavoz de la agencia de refugiados de las Naciones Unidas.

El organismo, cuya sede está en Ginebra, ha criticado la ley por considerarla una de las más estrictas de Europa y señaló que la aprobación tiene lugar en momentos que las solicitudes de asilo han alcanzado su menor nivel en dos décadas en Suiza.

Los críticos consideran que los nuevos requerimientos cerrarán las puertas a las víctimas de la guerra y la persecución, que no pueden presentar documentos de identidad válidos en un plazo de 48 horas tras haber ingresado al país, como demanda la normativa.

El sistema de democracia directa de Suiza requiere que el consentimiento de la población en temas importantes. A lo largo del año tienen lugar diferentes referéndums.

Los votantes también votaron en favor de un nuevo criterio de inmigración: el 68% aprobó la legislación del gobierno. La normativa apunta a frenar los problemas que existen para integrar a los extranjeros y quienes la avalan sostienen que aliviará el desempleo, que se ha incrementado a un 5,5%.

Más del 20% de las personas que actualmente viven en Suiza son extranjeras, una de las tasas más elevadas del mundo. Asimismo, más de la mitad de todos los extranjeros proviene de países no europeos, que según los opositores de la ley recibirán un estatus de inmigrantes de segunda clase.

FUENTE: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?