| 12/22/2006 12:00:00 AM

S&P: Panorama boliviano de largo plazo es negativo

Según Briozzo, la elección de Morales por una amplia mayoría en diciembre de 2005 presentó al país una nueva oportunidad de superar su inestabilidad política reciente, "pero los factores dominantes del debate político actual están exacerbando las divisiones en el país en vez de contribuir a su estabilización".

Washignton.- El panorama crediticio de Bolivia en el largo "sigue siendo negativo" debido a la fragilidad de la situación política del país, dijo el viernes la calificadora de riesgo Standard and Poor's (S&P).

En ese contexto, indicó que ha afirmado su calificación de B- para los papeles de deuda boliviana de largo plazo y C para los de corto plazo.

Sebastian Briozzo, de S&P, dijo que a pesar de recientes mejoras en la mayoría de indicadores del país, el "rating" boliviano internacional "continúa estando severamente constreñido por una situación política débil".

"La creciente polarización política, aun en el contexto de buenos indicadores económicos, subraya la dimensión de los retos", dijo Briozzo en un comunicado emitido por S&P, corporación con sede en Nueva York.

Indicó que el gobierno del presidente Evo Morales tiene frente a sí "un ambiente político frágil dentro de un contexto cada vez menos favorable de precios de las materias primas".

Señaló entre esos factores los reclamos de mayor autonomía de algunas regiones, el debate sobre la relevancia que debe tener la Asamblea Constituyente en la reconstrucción institucional del país, las posibilidades de reforma agraria y la nacionalización de los hidrocarburos.

S&P hace notar que la economía del país tiene todavía un buen rendimiento, aunque continuaba altamente dependiente de los precios del petróleo y metales. Calcula que el crecimiento económico será de 4,1% en 2006 continuando el ciclo de los últimos tres años y para 2008 puede llegar todavía al 3%.

El cálculo para 2006 es el mismo que el proyectado por el Fondo Monetario Internacional, de 3,6%.

Las calificaciones de agencias como Standard & Poor's son uno de los indicadores más fiables para las entidades financieras y de inversiones que buscan determinar, antes de prestar o invertir su dinero, cuáles son las probabilidades de recuperar esos recursos.

La escala suele ir desde la A hasta la E, donde A representa un crédito que se recuperará totalmente y E una pérdida.
 
 
 
AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?