| 3/10/2011 8:20:00 AM

Sony nombra vicepresidente a Kazuo Hirai

Sony anunció hoy el nombramiento como vicepresidente ejecutivo del grupo de Kazuo Hirai, actual presidente de Sony Computer Entertainment (SCE), la división de videojuegos de la corporación y responsable de la consola PlayStation.

Tokio - Según confirmó a Efe un portavoz del grupo, el nombramiento será efectivo desde el próximo 1 de abril en el marco de una reestructuración de su cúpula ejecutiva.

Con este ascenso, Hirai, de 50 años y con más de dos décadas en Sony, concurre como el principal candidato a suceder en el futuro al presidente y máximo ejecutivo del conglomerado, Howard Stringer, según la agencia local Kyodo.

Por su parte, Stringer, de 69 años, expresó en una nota de prensa su compromiso de seguir liderando la compañía en "esta nueva fase de transformación".

Junto con la vicepresidencia del gigante electrónico nipón, Kazuo Hirai se encargará de la sección de productos de consumo y servicios, que abarca todos los negocios de electrónica de consumo, incluidos el de televisiones, vídeo, audio, y ordenadores.

También continuará al frente de la división de videojuegos, además de la de teléfonos móviles, y tendrá funciones de supervisión de ventas y mercadotecnia.

En una nota de prensa, Sony ensalzó la "exitosa" dirección de Hirai al frente de la división de videojuegos del conglomerado, que ha ayudado a impulsar que se hasta hoy se hayan vendido más de 74 millones de unidades de la PlayStation, el producto estrella de este apartado.

Uno de los fines de esta reestructuración, según el grupo tecnológico, es acelerar la cooperación entre las divisiones de hardware y software, en un plan empresarial que vence en 2013.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?