| 3/30/2012 12:00:00 PM

Sindicato español advierte de que el presupuesto de 2012 traerá más desempleo

El sindicato Unión General de los Trabajadores (UGT), uno de los dos mayoritarios en España, aseguró que los Presupuestos Generales del Estado para 2012 anunciados hoy por el Gobierno del conservador Partido Popular (PP) van a traer más contracción económica, más desempleo y más regresión social.

En una nota, UGT criticó así el anteproyecto de presupuestos generales del Estado para 2012 aprobado este viernes, que incluye un ajuste de 27.000 millones de euros a través de una reducción del gasto en los ministerios del 16,9 % y la subida del impuesto de sociedades para grandes empresas.

Para UGT, el anteproyecto refleja la "persistencia en el error" de unas políticas que, a su juicio, están conduciendo a España a un "empobrecimiento generalizado". Según el sindicato, la "prioridad" del Gobierno sigue siendo el déficit y no el empleo, a pesar de que los ciudadanos, recuerda la central sindical, expresaron ayer con la huelga general y las manifestaciones que la acompañaron su rechazo a la "demolición" de derechos sociales y laborales que supone la reforma laboral y las políticas de recortes y ajustes.

Esto va a provocar el "sacrificio" de la capacidad de desarrollo económico y la calidad de vida las personas, a costa de "contentar" a los mercados financieros, denuncia UGT. A eso conducen, avisa el sindicato, los "drásticos" recortes de inversión aprobados, la congelación de las rentas de los trabajadores y los pensionistas y la restricción de los servicios públicos contemplados en los presupuestos.

Por ello, UGT exige al Gobierno que rectifique esa política, que deje de "despreciar" el diálogo social y busque políticas consensuadas "más justas y equitativas" para superar la crisis. En esta línea, el sindicato que lidera Cándido Méndez demanda al Gobierno la apertura de un proceso de negociaciones para modificar "profundamente" la reforma laboral y la elaboración de un Pacto por el Empleo que incluya un cambio de la política impuesta.

Esta petición de negociaciones fue uno de los anuncios que UGT y el otro sindicato mayoritario español, Comisiones Obreras (CCOO), lanzaron ayer al Gobierno de Mariano Rajoy con motivo de la huelga general realizada para denunciar la reforma laboral aprobada por el Ejecutivo el pasado mes de febrero. Los sindicatos también advirtieron ayer de que, si no se produce una señal positiva del Gobierno antes del próximo 1 de mayo, fiesta de los trabajadores, recrudecerán sus acciones para conseguir la modificación o retirada de esa reforma laboral, que, según subrayan, abarata el despido y daña los derechos laborales adquiridos.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?