| 9/29/2006 12:00:00 AM

Senado y representantes de EEUU buscan aprobar plan migratorios

Los legisladores republicanos intentan que sea aprobada una versión menos draconiana de su reforma de la inmigración, que aunque no tiene la misma retórica de la versión original, esperan calme al electorado molesto con los indocumentados, a tiempo para las elecciones de noviembre.

Washington
 
La Cámara de Representantes y el Senado buscan con ello acelerar la construcción de 1.120 kilómetros de cerca en la frontera sur, con el fin de impedir la entrada de indocumentados y delincuentes.

Con ese fin llegaron a un acuerdo para conciliar las versiones aprobadas por el Senado y la Cámara de un proyecto de ley que contempla fondos por 1.200 millones de dólares de los programas de seguridad nacional e incluye entre otras cosas la erección de la cerca. La versión combinada de ambas iniciativas será presentada en la cámara baja el viernes y posiblemente el mismo día ante los senadores.

Sin embargo, continúa el debate en el Senado en torno a una iniciativa para fijar los plazos de construcción de la cerca. No es seguro que la cámara baja tenga tiempo para votar en torno a los cambios mínimos hechos al plan por el Senado y enviar la iniciativa al presidente George W. Bush antes de que la legislatura inicie su receso con motivo de las elecciones del 7 de noviembre.

La construcción de la cerca es el punto más importante de la reforma de inmigración, que ha ocupado la mayor parte de la atención de los legisladores este año. Y mientras el tema más tratado es precisamente éste, otros como la deportación de pandilleros y autorizar a a las policías municipales a detener a indocumentados, han quedado relegados.

El presidente de la comisión judicial del Senado, el republicano Arlen Specter, impidió que los líderes de la Cámara de Representantes agregarán más apartados al proyecto de seguridad nacional, que no le permitirían a la cámara alta lograr el consenso en la reforma de inmigración de carácter amplio.

El Senado aprobó una iniciativa de gran alcance hace cuatro meses, la cual combinaba un reforzamiento de la vigilancia de la frontera con el establecimiento de un programa de trabajadores invitados y un controvertido plan que permitiría a los indocumentados regularizar su situación y aspirar a la ciudadanía.

La Cámara de Representantes aprobó en cambio una versión más enfocada hacia la vigilancia y la construcción de la cerca, entre otras medidas.

FUENTE: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?