| 12/19/2007 12:00:00 AM

Secretario: apertura total de TLCAN no dañará campo mexicano

El primer día del próximo año, se desgravará totalmente el comercio de maíz blanco, frijol, azúcar y leche en polvo entre los socios del TLCAN, 13 años después de su entrada en vigor.

México_ No habrá un "derrumbe" del sector agropecuario con la desgravación desde enero de los últimos productos que permanecieron protegidos desde la firma del tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá (TLCAN), dijo el secretario de Agricultura Alberto Cárdenas.

El primer día del próximo año, se desgravará totalmente el comercio de maíz blanco, frijol, azúcar y leche en polvo entre los socios del TLCAN, 13 años después de su entrada en vigor.

Esos productos, considerados como los más sensibles por ser fundamentales en la dieta básica de los mexicanos o el vasto número de campesinos que dependen de su cultivo, hacían parte de la última canasta de desgravación arancelaria pactada en el TLCAN.

El funcionario rechazó que con la vigencia de esta cláusula, México sea inundado con productos agropecuarios de sus vecinos del norte, como algunos grupos sociales denuncian.

Cárdenas afirmó en rueda de prensa que muchos sectores no ven el 1 de enero "como un grave problema" o "el derrumbe del campo mexicano".

Indicó que los aranceles de esos productos están en niveles muy bajos, comparados con los que tuvieron inicialmente de hasta 150%, por lo que "prácticamente la integración ya se dio".

Estadísticas del gobierno señalan que los aranceles en 2007 son de 18,2% para maíz; y de 11,8% para frijol y leche en polvo, que ya representan una disminución en casi la mitad de los niveles de 2006.

Cárdenas consideró que ahora se deben promover políticas para ayudar a los productos a salir adelante y aprovechar las oportunidades.

Como muestra de los beneficios de la apertura comercial, el funcionario mencionó que México ya exporta algunos productos en niveles importantes como frutas y hortalizas que dejan recursos anuales por unos 2.500 millones de dólares; tomates, por más de 1.000 millones de dólares, y aguacates por cerca de 500 millones de dólares.

"No se ve una bronca fuerte en esta desgravación", aseguró.

Legisladores y activistas se han manifestado en contra de la apertura e incluso algunos grupos amenazaron con acciones, no especificadas, para impedir la entrada de granos de Estados Unidos.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?