| 11/28/2011 8:20:00 AM

Se vence plazo para desalojar campamento Ocupemos Filadelfia

La fecha límite establecida por la ciudad para que el movimiento Ocupemos Filadelfia abandone la plaza que tienen tomada desde hace dos meses se cumplió sin que se presentaran enfrentamientos ni arrestos mientras la policía observaba a casi 50 manifestantes enlazar sus brazos a la entrada de la Plaza Dilworth.

El domingo por la noche, había esperanza de que Filadelfia se mantuviera ajena a la violencia. La escena fue muy diferente a la de los campamentos en otras ciudades, donde el uso de aerosol pimienta, gas lacrimógeno y la acción policíaca resultaron en el desalojo de las personas que llevaban largo tiempo acampando, pero Ocupemos Filadelfia se la arregló para evitar los arrestos masivos y los conflictos que se han dado en otras ciudades del país.

"Por ahora tenemos una manifestación pacífica", dijo el jefe de la policía de Filadelfia, el inspector Joe Sullivan, casi 45 minutos después de las 5 de la tarde, la que era la hora límite.

En las escaleras que llevan a la Plaza Dilworth, casi 50 personas estaban sentadas en líneas, con los brazos entrelazados, rehusándose a dejar el sitio. La presencia policíaca no cambió nada y no se han emitido órdenes de desalojo.

"Podemos cantar victoria definitivamente", dijo Mike Yaroschuk, que estaba en el proceso de quitar su tienda de campaña. "Hemos abierto muchas mentes, corazones y ojos".

Yaroschuk dijo que abandonaba la plaza no porque la ciudad hubiera emitido un ultimátum, sino por la petición de sindicatos cuyos trabajadores estarán involucrados en un proyecto de construcción previamente planeado en ese lugar durante las próximas semanas.

"Este lugar no es una batalla fundamental para mí ... Este es un maratón, no un sprint", dijo.

En Los Angeles, también se acercaba otra fecha límite para que cientos de manifestantes abandonaran su protesta de semanas de Ocupemos Los Angeles.

Aunque funcionarios de la ciudad les han dicho a los manifestantes que deben desalojar y llevarse sus cerca de 500 tiendas de campaña para el lunes a las 12:01 de la mañana, apenas unos pocos empacaron el domingo.

En cambio, algunos repartían panfletos que contenían las palabras de la ciudad: "Por orden del alcalde Antonio Villaraigosa, este aviso finiquita su permanencia y exige que asistan a la Fiesta de Desalojo de Ocupemos L.A.", que según el texto estaba programada para las 12:01 de la mañana del lunes.


AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?