| 3/23/2011 9:40:00 AM

R.Unido rebaja pronóstico de crecimiento del PIB en 2011

El ministro británico de Economía, George Osborne, rebajó hoy la previsión oficial de crecimiento del Productor Interior Bruto (PIB) en 2011 del 2,1 % al 1,7 % durante la presentación en el Parlamento de los nuevos presupuestos del Estado.

Londres - Osborne citó las últimas cifras facilitadas por la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR) sobre la evolución de la economía británica, que pronostican además un crecimiento del 2,5 % para 2012, del 2,9 % en 2013, del 2,9 % en 2014 y del 2,8 % en 2015.

La inflación permanecerá entre el 4 % y el 5 % durante buena parte de este año, para bajar a en torno del 2,5 % en 2012 y al 2 % -el objetivo oficial del Banco de Inglaterra- durante el año 2013.

El "canciller del Exchequer" informó de que el agujero de las finanzas públicas es mayor de lo que evaluó previamente la OBR y que alcanzará los 122.000 millones de libras (140.147 millones de euros), frente a los 117.000 millones inicialmente previstos.

La previsión del Gobierno es que el déficit se reduzca hasta los 101.000 millones de libras en el próximo ejercicio fiscal (entre abril de 2012 y de 2013), hasta los 70.000 millones en 2013-2014, los 46.000 millones en 2014-2015 y los 29.000 millones en 2015-2016.

Osborne anunció unos presupuestos para el próximo año fiscal que promoverán "el crecimiento y el empleo", y subrayó que el Gobierno no variará de rumbo y mantendrá su plan de recortes del gasto público, pese a que las cifras macroeconómicas no son buenas.

El PIB británico se contrajo un 0,6 % en el último trimestre de 2010, un retroceso que el Gobierno atribuyó al mal tiempo, y el desempleo se situó en febrero en niveles no vistos desde 1994, con 2,53 millones de desempleados (el 8 % de la población activa).

Osborne argumentó que pese a los últimos reveses la economía británica se recuperará y crecerá con solidez a partir del año que viene gracias en buena parte al programa de recortes del gasto.

El Gobierno de coalición conservador-liberaldemócrata adoptó un recorte presupuestario de 81.000 millones de libras el año pasado con el objetivo de reducir un déficit público que llegó al nivel histórico de 160.000 millones de libras (11,4 % del PIB), y una deuda pública que supero el billón de libras, el 71,3 % del PIB.

"No podemos permitirnos ceder", dijo Osborne ante la Cámara de los Comunes y añadió que las nuevas cuentas del Estado buscan "reformar la economía de la nación, para que podamos tener un crecimiento duradero y empleos en el futuro".

El titular de Economía aseguró que los nuevos presupuestos no incluyen un incremento de la carga fiscal ni más gasto y contemplan una reducción del impuesto sobre el beneficio de las empresas del 25 % al 23 %, un punto porcentual más de lo inicialmente anunciado.

"Será el nivel más bajo de todas las naciones del G-7 y lanza el claro mensaje de que el Reino Unido está abierto para los negocios", dijo Osborne, jaleado por la bancada conservadora.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?