| 9/6/2011 4:20:00 PM

Romney presenta plan económico antes de discurso de Obama

El precandidato presidencial republicano Mitt Romney abogará el martes por la reducción de los impuestos a las empresas y otros tributos como parte de un plan para estimular la economía y crear empleos.

El ex gobernador de Massachusetts presentará 59 propuestas concretas para atacar la tasa de desempleo, actualmente de 9,1%, en un discurso en la fábrica de camiones McCandless International en este estado duramente golpeado por la crisis.

"Lo mejor que puede hacer el gobierno es crear un marco dentro del cual pueda haber crecimiento económico. Pero con frecuencia el gobierno estorba", escribió Romney en una columna de opinión en el diario USA Today en la cual anticipó los lineamientos de su plan. "Los últimos tres años de expansión sin precedentes del gobierno han destacado demasiado bien esa lección".

El plan de Romney incluye reducir la tasa de impuestos para empresas —cuyo tope es de 35%, uno de los más altos del mundo— para alentar a las compañías a no expatriar sus ganancias. Romney también quiere eliminar los impuestos sobre intereses, ganancias de capital y dividendos. Su campaña dice que la propuesta busca estimular las inversiones de la clase media. Pero son pocos los estadounidenses de clase media que pagan esos impuestos.

Con el argumento de que el presidente Barack Obama ha ampliado las regulaciones federales, Romney propone medidas que, según él, ayudarán a garantizar que las nuevas regulaciones no cuesten dinero.

Romney expone su plan en vísperas de un debate el miércoles entre aspirantes a la candidatura republicana para el 2012, en tanto Obama se prepara para revelar una iniciativa sobre empleos el jueves.


AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?