| 9/26/2010 9:45:00 AM

Rolex que tenía jefe de FARC "Mono Jojoy" es auténtico y vale US$13.000

En reloj Rolex que las autoridades colombianas encontraron en la muñeca izquierda del abatido jefe guerrillero de las FARC alias "Mono Jojoy", es una pieza auténtica valorada en unos US$13.000, informó hoy el noticiero de televisión Noticias Uno.

Bogotá.- La información indica que peritos aseguran que la pieza es del modelo "Submariner Date" de acero y oro amarillo y sumergible hasta 300 metros de profundidad.

A diferencia del que tenia en su momento el también fallecido Luis Edgar Devia, alias "Raúl Reyes", el de Víctor Julio Suárez Rojas, alias "Jorge Briceño Suárez" o "Mono Jojoy" tiene un número de serie que permite, incluso, averiguar la tienda en la que fue vendido y el nombre del comprador.

Lo que suponen las autoridades es que el exclusivo reloj pudo haber pertenecido a un comerciante al que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) secuestró hace tiempo.

El reloj, unas medicinas para la diabetes y unas botas en las que estaba un GPS, fueron algunas de las evidencias con las cuales se pudo establecer que uno de los abatidos, el jueves pasado en la Operación "Sodoma", era el jefe guerrillero.

Las piezas lujosas, como este reloj, eran una de las debilidades del jefe guerrillero, al igual que los caballos de paso en los que hacia ostentación de sus habilidades como chalán.

En primero en hacer referencia a que "Mono Jojoy" tenía un exclusivo modelo de un Rolex fue el ministro colombiano de Defensa, Rodrigo Rivera.

El jefe militar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), "Mono Jojoy", murió el pasado jueves en un bombardeo de las fuerzas de seguridad del Estado colombiano a un campamento ubicado en la sierra de La Macarena, en el departamento del Meta (centro).

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?