| 12/1/2010 11:30:00 AM

Río de Janeiro prepara el árbol de Navidad flotante más grande del mundo

La ciudad de Río de Janeiro ultima hoy los preparativos para inaugurar el próximo sábado el árbol de Navidad flotante más grande del mundo, según el Libro Guinness de los Récords, situado en medio de la Lagoa Rodrigo Freitas.

Río de Janeiro.- El ayuntamiento de la ciudad adorna desde 1996 el centro del lago con una inmensa estructura metálica en forma cónica, llena de luces de colores, para alegrar las fiestas navideñas a los cariocas y también a los turistas que acuden para celebrar el verano austral y sus altas temperaturas.

Con motivo del aniversario número quince de esta iniciativa, los responsables del proyecto han querido que el árbol de este año, que tiene una altura de 85 metros, supere a todos los anteriores.

La estructura, que se divide en 15 fases luminosas, para recordar cada una de las ediciones del árbol en el pasado, ha aumentado este año el número de focos y siluetas iluminadas y, para ello contará con 3,3 millones de pequeñas bombillas.

"Mi sueño es llegar a los 100 metros (de altura) y esos quince metros que faltan son un desafío, pero sería un bonito regalo para la ciudad", declaró a Efe Abel Gomes, director artístico del proyecto.

Gomes describió la decoración de este año como "rococó", ya que el árbol está cargado de muchas más luces y figuras y se han añadido elementos simbólicos, como las estrellas que sobresalen de la estructura.

"Las estrellas simbolizan a aquellas personas que son un apoyo en nuestra vida, que son un ejemplo a seguir", explicó el artista, quien añadió que el resto de adornos son reminiscencias de las decoraciones realizadas en años pasados.

Los creadores del mayor árbol de navidad flotante del mundo han cruzado fronteras con su proyecto, y ciudades como Lisboa, Budapest y México D.F. ya cuentan con sus propios árboles gigantes iluminados, aunque ninguno es flotante.

La inauguración ante las autoridades y la población tendrá lugar el próximo sábado, en un evento nocturno que incluirá conciertos, actuaciones y un espectáculo pirotécnico que podrá disfrutarse desde la orilla de la Lagoa, uno de los atractivos turísticos de la ciudad.

Los fuegos artificiales serán lanzados desde el propio árbol y desde una veintena de balsas situadas alrededor de la estructura, al son de una banda sonora creada especialmente para la ocasión.

Será entonces cuando se enciendan las luces del árbol y se dé comienzo oficialmente a la Navidad en la Cidade Maravilhosa, en medio de un clima estival.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?