| 7/7/2006 12:00:00 AM

Repuntan pedidos a fábricas estadounidenses

La manufactura podría disminuir en los próximos meses junto con el resto de la economía, dijeron analistas sobre el sector más afectado por la recesión de 2001.

Los pedidos de bienes manufacturados encargados a las fábricas estadounidenses se recuperaron en mayo de una fuerte caída en el mes anterior debido a un aumento en la demanda de petróleo y productos químicos que amortiguó una baja en aviones comerciales y automóviles.

El Departamento del Comercio informó el miércoles que los nuevos pedidos crecieron 0,7% en mayo luego del desplome de 2% en abril. El ligero incremento llevó el monto de los pedidos a una cifra ajustada a la temporada de 399.900 millones de dólares en mayo. El avance fue significativamente mejor que el 0,1% esperado por los analistas.

 

El repunte general en mayo provino del aumento de 1,6% en la demanda de los productos perecederos que neutralizó la baja de 0,2% en la demanda de las mercancías duraderas, las cuales son artículos de alto precio con una duración estimada de al menos tres años.

 

La manufactura podría disminuir en los próximos meses junto con el resto de la economía, dijeron analistas sobre el sector más afectado por la recesión del 2001.

 

El crecimiento de la economía rebasó el veloz ritmo de 5,6% en los primeros tres meses del año. Pero los elevados precios de la gasolina, las altas tasas de interés y el lento mercado de la vivienda están dejando sentir su peso en la economía.

 

Los datos de abril y mayo resintieron una baja en los pedidos de aviones comerciales, que cayeron 17,9% en mayo luego de un descenso de 29,7% en abril.

Los pedidos de automóviles y partes de repuesto descendieron 0,2% en mayo tras una leve ganancia de 0,3% en abril.
 
FUENTE: AP 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?