| 10/21/2010 3:30:00 PM

Relator denuncia que millones de hectáreas cultivables se pierden cada año

El relator especial de la ONU sobre el Derecho a la Alimentación, Olivier de Schutter, denunció hoy que cada año se pierden millones de hectáreas de terreno cultivable y alertó de que el cambio climático va a tener un gran impacto en la capacidad de la humanidad para alimentarse.

Naciones Unidas.- De Schutter, que presentó hoy ante la Asamblea General de Naciones Unidas su informe anual, señaló que la adquisición de terrenos con fines especulativos y la utilización de tierras para producir materia prima para biocombustibles están haciendo que se reduzca la superficie cultivada con fines alimenticios.

El informe presentado hoy señala que en la actualidad hay 1.000 millones de personas en el mundo que sufren hambre y unos 500 millones de personas que dependen de la agricultura de pequeña escala para sobrevivir.

"El precio que cobran por sus cultivos es muy bajo y no pueden competir con explotaciones más grandes, además de que cultivan parcelas que a menudo son muy pequeñas", dijo el experto.

Para contrarrestar el impacto del cambio climático en la capacidad de la humanidad de alimentarse en el futuro pidió a los países más ricos e industrializadas que realicen una transferencia masiva de tecnología a las economías en desarrollo con el fin de que su agricultura sea más sostenible.

El relator de la ONU y jurista belga recordó a la Asamblea que el 33% de las emisiones de gases que producen el efecto invernadero procede de la agricultura, y subrayó que esa situación se debería de revertir.

Considero "imprescindible" que los países realicen "una transición hacia una agricultura regenerativa de baja emisión de carbono. Para 2080, la producción agrícola habrá disminuido hasta un 16% por el aumento de la temperatura global", dijo.

También se refirió a que problemas como las sequías e inundaciones, cada vez más frecuentes y vinculados a fenómenos meteorológicos como "El Niño" y al cambio climático, son la principal preocupación de muchos agricultores del mundo en desarrollo.

De Schutter se refirió igualmente a otros problemas que afectan a la agricultura como el de la pérdida de millones de hectáreas anualmente que podrían servir para cultivar alimentos y que se pierden debido a la compra de terrenos con fines especulativos.

Según el relator de la ONU, cada año se pueden llegar a perder hasta 30 millones de hectáreas de terreno cultivable, lo que a su vez afecta al derecho a la alimentación de muchas personas.

Esos terrenos que serían cultivables se utilizan con fines industriales, como la producción de biocombustibles, o se urbanizan.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?