| 9/7/2012 9:30:00 AM

Reducción de tarifas eléctricas

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, anunció una reducción de la factura eléctrica a partir del próximo año para los consumidores y la industria con el objetivo de abaratar los costos de producción e incrementar la competitividad económica del país.

Sao Paulo. La reducción tarifaria media, que entrará en vigor a inicios de 2013, será del 16,2 por ciento para consumidores residenciales, precisó la mandataria en un discurso a la nación pronunciado con motivo de la festividad de la Independencia brasileña, que se celebra mañana.

Mientras, el recorte alcanzará el 28 por ciento en el sector productivo con el objetivo de que sea "todavía más competitivo", dijo la presidenta, que pronosticó el impacto positivo de la medida en los precios de los productos y un estímulo para las exportaciones.

Rousseff anticipó que el abaratamiento de la factura eléctrica se detallará el próximo martes y dijo que forma parte de un conjunto más amplio de medidas.

Además agregó que han sido aprobadas acciones que, a su juicio, supondrán una "verdadera revolución" en el sistema de transporte del país entre las que citó la creación de la empresa de planificación y logística, que, en colaboración con el sector privado, promoverá la reformulación de la infraestructura de transporte.

La mandataria anunció la inversión de 133.000 millones de reales (unos 65.000 millones de dólares) en la mejora y ampliación de 10.000 kilómetros de vía férrea y cerca de 8.000 kilómetros de carreteras en cooperación entre la iniciativa pública y la privada sin precisar el periodo de ejecución.

La presidenta vaticinó el inicio de un nuevo ciclo de crecimiento económico que vivirá un impulso a partir del próximo año, tras una "reducción temporal del índice de crecimiento" debido al impacto de la crisis internacional.

"No descansaré en la búsqueda de nuevas formas de disminuir impuestos y tarifas sin causar desequilibrios a las cuentas públicas y sin traer perjuicios a nuestra política social", declamó la presidenta.

Y concluyó que Brasil tiene un presente "próspero y excelentes perspectivas" para el futuro.

La reducción de la tarifa eléctrica era una vieja demanda de la industria brasileña, que frecuentemente exige al Gobierno medidas que incentiven la competitividad y disminuyan los altos costos logísticos del país.

Tras el anuncio, el presidente de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp), Paulo Skaf, calificó el anuncio de "muy importante" y una demostración de que su organización ha conseguido introducir en el debate los precios de la energía.

En un comunicado, Skaf abogó por analizar el vencimiento de las concesiones a compañías eléctricas "para verificar el camino tomado por el Gobierno" y comprobar si garantiza la "mayor reducción posible" en las tarifas. EFE 

                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?