| 11/22/2007 12:00:00 AM

Quiebre entre empleados estatales en huelga en Chile

El acuerdo, que incluye un bono por término de conflicto de 160.000 pesos, unos 313 dólares, y otro compensatorio de 60.000 pesos, unos 117 dólares, debe ser tramitado por el congreso antes del primero de diciembre.

Santiago_  La mayoría de los trabajadores estatales aceptó el jueves un reajuste salarial de un 6,9% y un bono por término del paro de dos días, que ahora debe ser aprobado en el congreso, mientras una minoría decidió seguir con la protesta.

El acuerdo favorece a unos 400.000 empleados fiscales y regirá a partir del 1 de diciembre.

El quiebre en el sector fiscal hace virtualmente imposible que el grupo más pequeño, unos 50.000, logré un aumento mayor al 6,9% ofrecido por el gobierno a los empleados de las oficinas públicas, como impuestos internos y el registro civil, de los ministerios y hospitales estatales.

El acuerdo, que incluye un bono por término de conflicto de 160.000 pesos, unos 313 dólares, y otro compensatorio de 60.000 pesos, unos 117 dólares, debe ser tramitado por el congreso antes del primero de diciembre.

El acuerdo entre el gobierno y los empleados estatales fue firmado por Arturo Martínez, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, la mayor central sindical, en representación de 14 agrupaciones gremiales, pero no cuenta con el visto bueno de la Agrupación de Empleados Fiscales (Anef), cuyo presidente Raúl de la Puente, lideraba la paralización.

La Anef demandaba un reajuste de 12%, pero luego redujo la petición a un 10%, mientras el gobierno ofreció un 4% que la última jornada elevó a 6,9%.

Los afiliados a la Anef ahora piden que el bono compensatorio de 117 dólares se convierta en un ingreso permanente.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?