| 5/7/2010 2:20:00 PM

Presidente Uribe se queja por negativa a extradiciones

El gobierno y la Corte Suprema parecieron entrar el viernes en un nuevo round de sus tensas relaciones cuando el presidente Alvaro Uribe se quejó por negativas del alto tribunal a extraditar a Estados Unidos a ex jefe paramilitares.

Bogotá  — La Corte ha negado este año la extradición de tres reconocidos ex jefes narcoparamilitares, presos en Colombia y solicitados por tribunales en Estados Unidos por cargos de narcotráfico. Según el tribunal, tales delitos "palidecen" ante los crímenes que se les imputan en Colombia como masacres y desapariciones forzadas, entre otros, que en su opinión deben tener prioridad para atender el derecho de las víctimas a la justicia y la reparación.

El presidente Uribe, cuyo gobierno ha extraditado a más de un millar de personas desde el inicio de su administración en agosto del 2002, aseguró en la jornada que "el narcotráfico es el inductor de los delitos de lesa humanidad en la historia de Colombia".

"¿Cómo no vamos a considerar en Colombia el narcotráfico delito de lesa humanidad si es que destruyó la Corte Suprema de Justicia?", agregó el mandatario al referirse a una violenta toma en 1985 de la sede del Palacio de Justicia por parte de un grupo guerrillero ya desmovilizado y que según algunas versiones habría contado para su acción con financiamiento de carteles de las drogas.

"No creo que le convenga al país que la Corte Suprema de Justicia, sola, sin escuchar al gobierno y sin escuchar a las Fuerzas Armadas, vaya introduciéndole crecientes limitaciones a la extradición" al negarlas, agregó Uribe al hablar en los actos por 101 aniversario de la Escuela Superior de Guerra, en una ceremonia realizada en un hotel del centro de la ciudad.

El mandatario además reiteró que algunos casos de ejecuciones extrajudiciales a manos de la fuerza pública eran en realidad "falsas denuncias" y que por eso pedía a los militares no esperar "que tenga que venir la denuncia formulada por el 'enemigo' de las Fuerzas Armadas. Que cuando haya un error, que cuando un integrante de las Fuerzas Armadas cometa un delito, sea la propia fuerza armada la que denuncie".

"Que la opinión pública, que la ciudadanía sienta que las Fuerzas Armadas no necesitan que lleguen unidades de investigación del extranjero a escudriñarlas, que las Fuerzas Armadas tienen la capacidad, el coraje, el compromiso de patria, de detectar por su propia acción cualquier anomalía, cualquier delito imputable a uno de sus integrantes", dijo.

En octubre de 2008, Uribe destituyó a 27 militares, incluyendo tres generales del ejército, porque por acción u omisión participaron en la desaparición y posterior asesinato de 11 hombres de Soacha, una barriada al sur de Bogotá, con lo que se desató uno de los mayores escándalos en tiempos recientes de ejecuciones extrajudiciales en el seno de los militares.

Según Fiscalía, hasta ahora han sido condenados por casos de ejecuciones extrajudiciales, 218 uniformados, entre ellos cinco con el grado de teniente coronel. Y hasta inicios de este año último, la Fiscalía tenía 1.244 procesos abiertos por denuncias de ejecuciones con al menos 2.318 eventuales víctimas.

Uribe, quien culmina su mandato el 7 de agosto próximo, además pidió a los militares que le permitieran al día siguiente de salir del cargo sumarse a las filas de los reservistas.

"Hoy en las puertas de dejar la presidencia de Colombia quiero que las nuevas generaciones añoren a los soldados y policías...los quieran, los apoyen todos los días", dijo. "Les pido que me permitan a partir del 7 de agosto ingresar a los organismos de reserva de las fuerzas armadas de Colombia".

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?