| 5/12/2006 12:00:00 AM

Presidente Lula insta a países ricos impulsar acuerdos en OMC

El mandatario, quien afirmó que sin que se involucren los líderes los negociadores no tendrán éxito, hizo el llamado en una sesión de trabajo de la Cuarta Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno de América Latina, el Caribe y la Unión Europea.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, pidió el viernes a los países ricos dar un impulso político a las negociaciones en las negociaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC), a fin de alcanzar un acuerdo que ayude a combatir el hambre en el mundo.
 
El mandatario, quien afirmó que sin que se involucren los líderes los negociadores no tendrán éxito, hizo el llamado en una sesión de trabajo de la Cuarta Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno de América Latina, el Caribe y la Unión Europea.
 
En el encuentro en Viena, Lula citó medidas tomadas en Brasil para combatir el hambre y la pobreza, pero afirmó que para atacar "de frente" esos problemas sería necesario una mayor liberalización del comercio.
 
"Estoy convencido de que llegó el momento de involucrar directamente a los líderes para desbloquear las negociaciones. Somos nosotros, mandatarios, que podemos dar impulso político al proceso", agregó.
 
El presidente, un ex líder sindical que llegó a la presidencia de Brasil en 2003, se refirió a la estancada Ronda Doha de negociaciones de la OMC, indicando su interés de realizar una cumbre para discutir esas negociaciones.
 
"La lucha contra la miseria no puede quedar restricta a acciones internas de nuestros países", dijo Lula, quien ha hecho del combate al hambre uno de las prioridades de su gobierno y ha promovido programas globales en el mismo sentido.
 
El presidente reclamó la apertura del comercio global como una de las armas para luchar contra las desigualdades y la pobreza.
 
"La Ronda (Doha) de la OMC es la mejor chance que tenemos para reducir o eliminar subsidios, abrir mercados, aumentar la riqueza y generar empleos", afirmó.
 
Lula, de extracción izquierdista pero que moderó su discurso al llegar al poder, reclamó también mayor voluntad política para la liberalización comercial en reuniones que mantuvo el viernes con la canciller alemán, Angela Merkel, y el primer ministro británico, Tony Blair.
 
También mantuvo otros varios encuentros privados, incluyendo la presidenta de Chile, Michelle Bachelet; el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el primer ministro portugés, José Sócrates.
 
Según el canciller brasileño, Celso Amorim, dijo a la prensa que Lula no propuso una fecha específica para una cumbre especial sobre Doha.
 
Pero, agregó, considera que la reunión que celebrará en Rusia el Grupo de los Ocho (G8) en julio sería un momento adecuado, ya que junto a los jefes de Estado de los países más ricos del mundo, estarán presentes los de cinco naciones en desarrollo -Brasil, China, India, México y Sudáfrica-.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?