| 2/16/2006 12:00:00 AM

Preocupación en Bolivia por el TLC colombiano

Los principales afectados serán los productores de soya en Bolivia.

Los productores bolivianos de soya manifestaron el miércoles su preocupación porque creen que el tratado de libre comercio (TLC) que firmó Colombia con Estados Unidos podría marginarlos del mercado de ese país andino.

De ante mano, el presidente Evo Morales aclaró que su gobierno no confrontará a nadie y afirmó que los pujantes soyeros de Santa Cruz, el motor agropecuario de Bolivia, tienen posibilidades de exportar a otros países como China.

"No vamos a entrar a una confrontación", dijo Morales a la prensa y señaló que "después de tener la documentación oficial" su gobierno emitiría algún criterio sobre si el acuerdo firmado el lunes puede afectar los intereses bolivianos.

Afiliados a la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) habían señalado que el TLC con Estados Unidos llevará a Colombia a comprar soya a ese país, como aconteció con Venezuela, que sin contar con un acuerdo similar optó por adquirir el producto estadounidense subsidiado. Esto inhibió a Bolivia de exportar 70 millones de dólares adicionales en 2005.

La CAO también ha manifestado su preocupación porque Perú, que firmó con anterioridad otro TLC con Estados Unidos, tome un camino similar.

Bolivia no ha avanzado en un acuerdo semejante con Washington por la oposición de algunos sectores populares que apoyan a Morales, pero el mandatario se ha manifestado, desde que asumió en enero, dispuesto a hablar de negocios con Washington.

Las oleaginosas y otros cientos de productos bolivianos ingresan sin aranceles a Colombia al igual que al resto de los países de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), que también conforman Ecuador, Perú y Venezuela.

Pero Morales dio a entender que los productores no estaban haciendo lo suficiente para acceder a otros mercados. "Quiero pedirles a los agropecuarios mayor producción", recalcó.

"Hemos abierto mercados", dijo al indicar que China está interesada en comprar "un millón de toneladas" de soya boliviana, cantidad que supera ampliamente la producción nacional.

Morales también acordó en enero con Venezuela hacer un intercambio de diesel de ese país por soya boliviana, por un monto cercano a los 150 millones de dólares anuales. Aparentemente, la iniciativa no ha avanzado desde entonces.

Mencionó que algunos países del Africa deseaban comprar azúcar de Bolivia, pero que los empresarios agrícolas de Santa Cruz le dijeron que la producción del alimento era limitada y que habría que importarlo en el futuro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?