| 8/29/2007 12:00:00 AM

Predecir un sismo “está fuera del alcance de la ciencia actual”: Comunicado de Ingeominas

INGEOMINAS como autoridad técnica nacional en el seguimiento y evaluación de la actividad sísmica, se permite informar que no es posible realizar un pronóstico a corto plazo sobre cuándo, dónde y con qué magnitud se presentará el próximo terremoto. Esta es una meta fuera del alcance de la ciencia actual.

Durante los últimos meses en el País, y particularmente en Bogotá, han surgido diversas informaciones sobre la inminencia de un terremoto que podría tener efectos importantes sobre la ciudad.

En Colombia, por su ubicación geográfica, diversas ciudades, incluida Bogotá, han sido afectadas por diferentes terremotos a la largo de su historia. Esta circunstancia, el tener buena parte de nuestras ciudades y la mayoría de la población asentada en zonas de amenaza sísmica media y alta, permanece hoy en día y se mantendrá en el futuro.

Por este motivo venimos trabajando para mejorar el conocimiento sobre los sismos que se pueden presentar (dónde y con qué magnitud), para posteriormente incorporar esta información a los Códigos Nacional y Municipales de Construcciones Sismorresistentes.

Los sismos son procesos de la naturaleza que no podemos evitar. Nuestra responsabilidad como individuos y como sociedad es informarnos de lo que podemos y debemos hacer antes, durante y después de un terremoto, para que tengamos conciencia de la situación. Esta es la razón de ser de las campañas de prevención como la que actualmente adelanta la Alcaldía Mayor de Bogotá: “Bogotá con los pies en la Tierra”, a través de su Dirección de Prevención y Atención de Emergencias.

INGEOMINAS continuará adelantando las actividades e investigaciones para mejorar nuestro conocimiento científico sobre la Amenaza Sísmica en el País.

SNE


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?