| 4/15/2009 12:00:00 AM

Precios al consumidor y producción de EE.UU. caen de nuevo

(WASHINGTON)  Los precios al consumidor de Estados Unidos bajaron en marzo, registrando la primera caída a 12 meses en casi 54 años, mientras que la producción industrial retrocedió aún más, según datos del miércoles que subrayaron la gravedad de la recesión.


El Departamento de Trabajo dijo que su índice de precios al consumidor (IPC) cayó un 0,1%, tras incrementarse 0,4% en febrero.

 

Sobre una base anual, los precios al consumidor disminuyeron un 0,4 %, el primer declive en 12 meses desde agosto de 1955, pues el desplome de la demanda provocó un colapso de los precios energéticos.


"Los números hablan de una economía que está en una profunda recesión, pero ya no estamos en la modalidad de 'shock'", dijo Peter Kenny, director gerente de Knight Equity Markets en Jersey City, Nueva Jersey.


En otro reporte, la Reserva Federal de Estados Unidos dijo que la producción de las fábricas, las minas y las refinerías de la nación cayó el 1,5 % en marzo, cerrando un trimestre muy malo en el que las empresas redujeron los pedidos y recortaron inventarios.


Los precios de los títulos públicos de Estados Unidos subieron tras los datos, pero las acciones de Wall Street operaban mixtas después de que el presidente ejecutivo de Wal-Mart Stores Inc dijo que no veía un final rápido para la recesión, actualmente en su mes número 16.


Los analistas entienden que la caída de la producción doméstica y el aumento del desempleo limitarán los incrementos de los precios durante el 2009.


Los precios energéticos bajaron el 3 % en marzo después de crecer 3,3 % el mes previo. El índice de los alimentos cedió el 0,1 % por segundo mes seguido en marzo, dijo el departamento.


Sin amenaza de deflación 

 
Los datos de inflación se conocieron poco después de un reporte del martes que reflejó que los precios al productor estadounidense cayeron el 1,2 %en marzo, pero no hay amenazas de deflación aún, según los analistas. Los expertos apuntan a los precios subyacentes, que han aumentado tres meses seguidos.


Los precios subyacentes excluyen los alimentos y la energía, y subieron el 0,2 %. Este renglón ha registrado ese mismo incremento por tres meses seguidos.

"Esto sugiere que la deflación no es una preocupación para la economía estadounidense a pesar de la peor recesión en décadas", dijo Harm Bandholz, economista de Unicredit Markets & Investment Banking en Nueva York.


La deflación es un declive generalizado de los precios que puede socavar a una economía, llevando a los consumidores a suspender las compras, debido a las esperanzas de nuevas caídas de precios.


Los precios subyacentes de marzo fueron elevados por el incremento del costo del tabaco, que explicó más de 60 % del aumento. Los incrementos de los precios de los nuevos vehículos también contribuyeron al alza de la inflación subyacente.


Los precios subyacentes se elevaron el 1,8 % respecto de hace un año.
Otro reporte fabril, de la Reserva Federal de Nueva York, mostró que la actividad manufacturera en el Estado de Nueva York se contrajo con menos severidad en abril tras derrumbarse al mínimo récord el mes anterior.


Los datos fueron consistentes con la opinión de que el ritmo de deterioro de la economía se desacelera y que la recesión debería terminar en el segundo semestre del año.


"Las empresas reaccionaron rápidamente al derrumbe del año pasado en la demanda y los niveles de producción se ajustaron en forma suficiente a los niveles más bajos de la demanda", dijo Tony Crescenzi, analista de bonos de Miller Tabak & Co en Nueva York.


"En otras palabras, no hay que recortar mucho más la producción y de hecho podría incrementarse en ciertas industrias, a menos que haya otro desplome de la demanda", agregó.

 

(REUTERS)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 533

PORTADA

¿En qué invertir en Colombia en 2018?

Un alza moderada del PIB sería buena para los inversionistas. Elecciones, gran incógnita. Criptomonedas, solo para arriesgados. acciones, la recomendación de los expertos.