| 3/18/2013 11:52:00 AM

Precio de vivienda en China se dispara en febrero

El precio de la vivienda en China, tanto de nueva construcción como de segunda mano, registró un fuerte incremento durante el mes de febrero, algo que aviva los temores de que el país sufra una burbuja inmobiliaria.

Pekín - Según datos del Buró Nacional de Estadísticas, 62 ciudades de las 70 analizadas experimentaron subidas de los precios de la vivienda nueva. En enero fueron 53 y en diciembre del año pasado, 54.

Con respecto a febrero de 2011, las urbes cuyos precios aumentaron más son Cantón (8,2%), Pekín (7,7%) y Shenzhen (5,8%).

Solamente ocho urbes del país registraron descensos en los precios del sector, entre las que destaca Wenzhou, con una bajada del 10,7%; Jinhua (5,3%) y Ningbo (-5,3%), todas situadas en la provincia meridional de Zhejiang.

Si se comparan los precios inmobiliarios en febrero con los de enero, todavía más ciudades registran alzas, concretamente 66 de las 70 que se analizan, siendo de nuevo Cantón y Pekín las que encabezan la clasificación (3,1%).

Tan sólo una ciudad vio una caída en los precios entre enero y febrero (Wenzhou, -0,4%), mientras que en las tres ciudades restantes el coste se mantuvo invariable.

El mismo patrón se repite en el caso de las viviendas de segunda mano, cuyo precio interanual creció en 49 ciudades (el máximo se alcanza en Pekín, con un 2,2%) y en 66 respecto a enero.

Es el quinto mes consecutivo de subidas ininterrumpidas en los precios de la vivienda desde octubre, tras el enfriamiento de los primeros meses de 2012.

Esta tendencia alcista aumenta la presión sobre las autoridades chinas para continuar aplicando medidas de control sobre el valor de las propiedades que frenen una temida burbuja inmobiliaria.

Tras años de subidas importantes, el mercado inmobiliario chino se enfrió ligeramente a partir de 2010 tras la implementación de varias restricciones a las compras, como el aumento del pago inicial o las limitaciones para adquirir una tercera residencia.

Sin embargo, el sector volvió a activarse el año pasado, cuando Pekín introdujo varias medidas para impulsar el crecimiento económico, entre ellas la bajada, en dos ocasiones, de los tipos de interés del país.

Ante tal crecimiento, a principios de marzo el Consejo de Estado anunció nuevas reglas que afectan al mercado inmobiliario del país, entre ellas la creación de un tributo que pagarán los vendedores y que llegará hasta el 20% de las ganancias obtenidas por la transacción.

Hasta ahora, el vendedor solamente pagaba entre un 1 y un 2% sobre el precio de venta.

Además, Pekín obligará a las sucursales bancarias situadas en ciudades con precios elevados a aumentar la cifra del pago inicial y la tasa de interés de los préstamos hipotecarios para aquellos compradores que adquieran una segunda vivienda.

Según estadísticas del propio Gobierno, los precios del sector en China subieron un 160% entre 1998 y 2011 tras la privatización del mercado inmobiliario. 

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?