| 2/19/2009 12:00:00 AM

Por sobornos, allanan oficinas de Siemens en Buenos Aires

BUENOS AIRES  — Cinco oficinas de la filial de la corporación alemana Siemens AG fueron allanadas por la justicia el jueves en busca de una auditoría interna que reveló el pago de sobornos a funcionarios argentinos entre 1998 y 2007 y que la compañía se negó a entregar al juez que investiga el caso.

La agencia AP intentó comunicarse con Siemens Argentina, pero no hubo nadie disponible para comentar el caso.

"Es un procedimiento que está haciendo la Gendarmería en cinco domicilios que tiene Siemens en Buenos Aires", dijo el juez federal Ariel Lijo en diálogo con el canal C5N.

La empresa, que fabrica productos que van desde turbinas de viento hasta tranvías, ha estado implicada en un escándalo de corrupción de largo alcance y ha reconocido haber hecho pagos de dudosa legalidad para asegurar contratos. Una investigación interna encargada por Siemens halló evidencias de irregularidades en varios países, entre ellos Argentina.

Siemens admitió ante autoridades judiciales de Alemania y Estados Unidos que desde septiembre de 1998 y hasta el 2007, realizó "importantes pagos" a varios funcionarios del país, tanto directa como indirectamente, a cambio de ser favorecido en el proyecto de creación de un documento nacional de identidad (DNI), que tenía un costo de 1.000 millones de dólares.

El período incluye a cuatro gobiernos: Carlos Menem (1989-1999), Fernando De la Rúa (1999-2001), Eduardo Duhalde (2002-2003) y Néstor Kirchner (2003-2007).

Pero fue el ex presidente Menem quien suscribió el contrato con Siemens por los DNI, mientras De la Rúa lo canceló ante un lapidario informe de la Auditoría General de la Nación sobre irregularidades en el acuerdo. Más allá del escándalo por los DNI, la compañía alemana continuó prestando servicios al Estado argentinos en áreas como energía y en salud.

Lijo, que en 2004 inició una investigación por el pago de sobornos a funcionarios por el proyecto de los DNI, dijo que le solicitó a la empresa "el capítulo argentino" de la auditoría interna en la que se detectaron las irregularidades.

"Me dijeron que no me lo iban a dar. Lo que estoy haciendo es buscarlo", explicó el magistrado, quien considera que esa documentación interna de Siemens contiene "las precisiones mínimas como para que yo pueda reconstruir lo que ocurrió con los sobornos".

"La empresa no quiere que se conozca", apuntó Lijo.

 

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?