| 7/28/2011 10:00:00 AM

PMA recauda US$252 millones en 8 días para combatir hambruna en África

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha recaudado US$252 millones (unos 176 millones de euros) para combatir la sequía y el hambre en el Cuerno de África desde que la ONU declarara el estado de hambruna en dos regiones del sur de Somalia el pasado día 20.

Nairobi - "Estamos viendo cómo el mundo se está uniendo para ayudar a cortar el aumento de los niveles de hambre y malnutrición en el Cuerno de África", celebró el subdirector de Relaciones Externas y Movilización de Recursos del PMA, Ramiro Lopes da Silva, en un comunicado emitido este jueves por este programa de las Naciones Unidas.

El PMA subrayó que, además de los donantes tradicionales, los países emergentes como Brasil y estados de Oriente Medio como Arabia Saudí habían realizado un esfuerzo significativo para contribuir a la lucha contra la hambruna.

El comunicado destacó en particular la donación del reino saudí, que, con los 50 millones de dólares (unos 35 millones de euros) aportados, dará un importante empujón a la operación del PMA en Somalia que trata de distribuir alimento especializado que ayude a combatir la malnutrición entre unos 600.000 niños de este país.

Asimismo, el PMA ha recibido US$2,76 millones (unos 1,9 millones de euros) en donaciones de compañías privadas y de particulares.

El pasado día 20, la ONU declaró el estado de hambruna en las regiones meridionales somalíes de Bakool y Baja Shabelle, aunque no prevé que se extienda más allá de Somalia en la región, pese a la situación de grave crisis alimentaria que padecen el sur de Etiopía y el norte de Kenia.

La sequía que azota al Cuerno de África -la peor en la región en los últimos 60 años, según la ONU- y sus devastadores efectos mantienen en situación crítica a unos 11 millones de personas.



Efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?