| 3/25/2010 11:00:00 AM

Piñera vende acciones en US$3 millones sobre lo previsto

El presidente Sebastian Piñera vendió el jueves en US$196 millones un paquete accionario de la aerolínea LAN, lo que represento casi US$3 millones más de lo anticipado.

Santiago de Chile.- En una operación bursátil en la Bolsa de Santiago que duró unos 7 minutos, la corredora Celfin de bolsa se adjudicó el 3,3% del total de un 11,3% que Piñera aún posee en LAN, de la cual era una de sus accionistas mayoritarios con el 26%.

El precio en que Celfin adquirió a nombre de terceros el paquete accionario en disputa con otra corredora fue superior en casi     US$3 millones de dólares al precio mínimo establecido por las acciones del mandatario.

El acaudalado empresario que asumió el 11 de marzo la presidencia vendió en febrero el 15% de LAN en casi 900 millones de dólares. Otro 8% de la propiedad de la empresa aérea valorada en 427 millones de dólares será vendida por Piñera a una empresaria que controla el grupo Falabella, que tiene cadenas de tiendas y supermercados en Chile y en otros países de la región.

En total la venta de su propiedad en LAN le reportaría al mandatario, que mantiene en su poder otras empresas y un canal de televisión, 1.500 millones de dólares. Su fortuna es estimada en más de 2.000 millones de dólares.

Piñera había postergado el cumplimiento de su compromiso de campaña electoral de vender sus acciones en LAN y en otras empresas antes de asumir el mando. Sus críticos sostienen que era para obtener un mejor precio.

Luego del anuncio la víspera de la enajenación de las acciones en LAN Piñera fue acusado por opositores de cometer elusión de impuestos por la forma que eligió para desprenderse de ellas y que calculan alcanzaría a unos 50 millones de dólares. El ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, calificó esas acusaciones de "majadería".

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?