| 1/24/2014 12:00:00 PM

Petrolera de Batista demora plan de reestructuración

La gerencia quiere convencer a todos los acreedores que pueda que apoyen el plan de recuperación, que debe ser presentado en un tribunal de quiebras brasileño, dijo la primer fuente.

Sao Paulo.- La productora brasileña de petróleo Óleo e Gás Participações SA, que está en bancarrota, demorará la presentación de su plan de reestructuración a acreedores alrededor de una semana mientras la compañía busca garantizar más financiamiento, dijeron a Reuters dos fuentes familiarizadas con la situación.

La presentación estaba inicialmente programada para el viernes.

Óleo e Gás, antes llamada OGX Petróleo e Gas Participações SA, y acreedores discuten los términos de un préstamo por 200 millones de dólares, dijeron las fuentes, que pidieron el anonimato porque las tratativas son privadas. Es improbable que la demora interrumpa operaciones y la compañía tiene suficiente dinero como para mantenerse en marcha, agregaron ambas fuentes.

Óleo e Gás debe alrededor de 5.100 millones de dólares a inversores como el fondo de bonos Pimco, decenas de proveedores que incluyen a Schlumberger NV, y la compañía afiliada y naviera OSX Brasil SA.

Óleo e Gás y OSX son controladas por el magnate brasileño Eike Batista, un ex multimillonario cuyo imperio de materias primas y compañías industriales se derrumbó el año pasado en forma dramática bajo una montaña de deudas, luego de que una producción decepcionante en los pozos petroleros de la compañía hiciera que sus accionistas se retiraran. Óleo e Gás no respondió inmediatamente a llamados en Rio de Janeiro. Abogados que trabajan para la compañía y acreedores se excusaron de hacer comentarios.

Una vez que Óleo e Gás entregue el plan de reestructuración al tribunal de quiebras, los acreedores tendrán entre 30 y 60 días para aprobar o rechazar el plan.


Reuters/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?