| 1/29/2007 12:00:00 AM

Petróleo ecuatoriano con los años contados

El ministerio de Energía, previamente, había señalado que Ecuador tiene reservas de crudo para unos 25 ó 27 años.

Quito.- Las reservas de petróleo tienen los años contados en Ecuador por lo cual es necesario buscar y aprovechar fuentes alternativas de energía, dijo el lunes el ministro de Energía, Alberto Acosta.

"El horizonte petrolero del Ecuador tiene sus años contados, no quiero decir de aquí a cuatro o cinco años que nos restan de gobierno, pero si quiero decir que debemos comenzar a prepararnos a una época en la cual el petróleo no será la fuente de financiamiento de la economía ecuatoriana", afirmó.

Ante tal perspectiva, Acosta señaló que es imperativo en el corto plazo reemplazar al petróleo como la principal fuente de ingresos a la caja fiscal del país y adicionalmente aprovechar fuentes alternativas de energía.

Acosta manifestó que se apresta a crear una subsecretaría de Energía Renovable y de Uso Eficiente de Energía, que buscará aprovechar la energía hidráulica, la energía eólica, los bio combustibles, entre otras.

Destacó que es necesario mantener e incrementar la producción de derivados de crudo a través de una repotenciación de las tres refinarías existentes en este país y "si es posible" construir una nueva.

Añadió que el país destina una gran cantidad de los ingresos económicos de la venta del crudo "para financiar la importación de derivados, sino corregimos eso va a llegar un momento en que todo lo que exportamos de petróleo va a servir apenas para cubrir la importación de derivados".

Ecuador produce alrededor de 535.000 barriles de crudo de los cuales 475.000 destina a la exportación y el resto al consumo interno.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?