| 12/20/2011 10:37:00 AM

Petrobras niega que tenga interés en comprar participación de Sacyr en Repsol

La brasileña Petrobras dijo hoy que no tiene interés en adquirir parte de la participación que la constructora española Sacyr posee en la petrolera Repsol.

"No tenemos ningún interés. Se trata de un rumor sin fundamento", afirmó el presidente de Petrobras, José Sergio Gabrielli, en una rueda de prensa en Río de Janeiro.

Las versiones del supuesto interés de Petrobras en adquirir una participación de su competidor surgieron antes de que Repsol anunciara hoy un acuerdo con Sacyr para comprar la mitad de la participación que la constructora tenía en la petrolera española.

Repsol adquirió el 10 por ciento de su propio capital en una operación por un valor de cerca de 2.572 millones de euros, recursos que Sacyr utilizará para refinanciar su deuda y que le permiten modificar las bases del pacto que había negociado con la petrolera mexicana Pemex para unir sus acciones.

En el marco de las negociaciones de renegociación de la deuda de Sacyr surgieron las versiones de que la constructora negociaba la venta de parte de su participación en Repsol a la china Sinopec o a alguna compañía latinoamericana, entre las que fue mencionada Petrobras.

En la misma rueda de prensa de este martes en Río de Janeiro, los dirigentes de Petrobras también negaron que sigan interesados en adquirir la participación que la petrolera italiana ENI tiene en el capital de la lusa Galp.

Petrobras llegó a negociar a comienzos de este año su entrada en el capital de Galp pero las conversaciones no avanzaron según admitió entonces la empresa brasileña Petrobras en un comunicado a los mercados.

"Ahora está totalmente descartada la posibilidad de adquirir la participación de ENI en la Galp", afirmó el director del área internacional de Petrobras, Jorge Zelada. EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?