| 11/13/2007 12:00:00 AM

Perú superará récord de contratos de hidrocarburos en el 2007

Perú aún importa hidrocarburos, pero su meta a mediano plazo es convertirse en país exportador a partir de la explotación del gas natural de Camisea, importante yacimiento inaugurado en el 2004.

Lima, Perú_  Perú superará largamente este año el número de contratos firmados para exploración y explotación de hidrocarburos, que llegará a más de una veintena, cifra sin precedentes, dijo el martes un alto funcionario del ministerio de Energía y Minas.

"Hemos batido el récord el 2005 con 15 contratos y el 2006 con 16. Y este año se va a tener de lejos la mayor marca de contratos firmados", afirmó el director general de Hidrocarburos del Ministerio de Energía y Minas, Gustavo Navarro.

Navarro no dio una cifra exacta del número de contratos que serán firmados en el 2007, pero estimó que serán más de 20, según un comunicado del ministerio.

Destacó el gran dinamismo que viene mostrando el sector de hidrocarburos pero indicó que se requieren más inversiones en ese sector debido a la existencia de varios proyectos en Perú que demandarán energía.

Perú aún importa hidrocarburos, pero su meta a mediano plazo es convertirse en país exportador a partir de la explotación del gas natural de Camisea, importante yacimiento inaugurado en el 2004.

Según Navarro, el año pasado Perú importó en promedio 100.000 barriles de petróleo diarios.

"Por eso es que necesitamos urgentemente inversiones y las estamos recibiendo. Muestra de ello es el récord de contratos petroleros que se están firmando en los últimos años", señaló.

Según cifras del ministerio, el año pasado en Perú se invirtieron en actividades de exploración de hidrocarburos 95 millones de dólares, mientras que en labores de explotación la inversión fue de 420 millones de dólares.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?