| 4/14/2007 12:00:00 AM

Perú: Sexto derrame de gas líquido de Camisea

El gasoducto de Camisea transporta gas natural desde los yacimientos en la selva del Cusco, a unos 500 kilómetros al sudeste de Lima, hacia la costa peruana para el consumo interno y con fines de exportación.

Lima_ Una comisión técnica confirmó un sexto derrame de gas licuado del ducto de Camisea que ha provocado que los lugareños exijan una declaratoria de emergencia en esta zona selvática, informaron el sábado medios locales.

 

"La población está muy preocupada, incluso diría traumatizada. Si bien la intensidad del actual derrame dista del anterior, la inquietud de los habitantes de Kepashiato pasa porque el incidente se produjo a solo 485 metros de distancia entre ambos. Por eso, han pedido formalmente que se declare en emergencia toda la cuenca", explicó Abel Caballero, presidente de la comisión técnica del gobierno regional del Cusco que investigó el caso.

 

El gasoducto de Camisea transporta gas natural desde los yacimientos en la selva del Cusco, a unos 500 kilómetros al sudeste de Lima, hacia la costa peruana para el consumo interno y con fines de exportación.

 

Dicho ducto es operado por el consorcio Transportadora de Gas del Perú (TGP), que está conformado por Techint y Pluspetrol, de Argentina, así como por Hunt Oil, de Estados Unidos, y otras pequeñas compañías.

 

Según una nota publicada en el diario El Comercio, Caballero indicó que se encontró restos de líquido en un radio aproximado de 300 metros.

 

Sobre este derrame, ocurrido el martes 3 de abril, TGP informó que se detectó una "anomalía" en el ducto que transporta líquidos de este gas natural, pero que no constituían ningún riesgo.

 

"No ha habido ningún tipo de afectación ambiental ni social, nosotros detectamos de manera temprana una anomalía en la tubería que se manifestaba en un pequeño burbujeo, entonces se paró el bombeo y se reemplazó el tramo de la tubería que presentaba la anomalía", manifestó el viernes el gerente general de TGP, Ricardo Ferreyros, a la agencia oficial Andina.

 

En marzo del 2006, la construcción del ducto fue severamente cuestionada al producirse una quinta rotura al estallar una sección del tubo en el que se transporta el gas. Esto provocó un incendio que incineró unas seis hectáreas de terreno y produjo quemaduras a una mujer y sus dos hijos.

 

La planta empezó a operar a mediados del 2004, pero poco después se registraron los primeros incidentes de rotura.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?