| 7/27/2009 12:00:00 AM

Países emergentes de Europa se ajustan por peor panorama fiscal

Rumania pedirá al FMI aumentar su techo de endeudamiento y Bulgaria se comprometió a reducir costos el lunes, en los movimientos más recientes de los países emergentes de Europa en su lucha por evitar un empeoramiento en su panorama presupuestario.

BUCAREST/SOFIA - Las medidas coinciden con las negociaciones entre Letonia y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener financiamiento y una advertencia del primer ministro checo de que el Gobierno podría verse obligado a elevar su déficit presupuestario del próximo año.

Rumania, que enfrenta una contracción peor a la esperada y que ha golpeado sus ingresos tributarios, pedirá al FMI elevar su objetivo de déficit fiscal a alrededor del 5-5,5 % del producto interno bruto, dijo un funcionario de alto rango.

La petición -necesaria para que Rumania mantenga su programa de rescate encabezado por el FMI de 20.000 millones de euros- sustituirá al objetivo actual de un 4,6 por % del PIB.

"El déficit que proyectamos es mayor a un 5 %. Podría estar en un rango que va del 5 al 5,5 % del PIB", dijo el funcionario.

La solicitud es similar a medidas tomadas a comienzos del año por Hungría y Letonia, después de que el colapso económico eclipsó sus pronósticos, lo que derivó en una caída en los ingresos presupuestarios y en mayores costos sociales por el alza en el desempleo.

El brazo ejecutivo de la Unión Europea dijo el lunes que otorgó un crédito a Rumania por 1.500 millones de euros (unos US$2.140 millones) y otro de 1.200 millones de euros para Letonia, como parte de sus paquetes de emergencia.

RECORTE DE GASTOS EN BULGARIA

A diferencia de los países de occidente, los países de Europa del este tienen opciones más limitadas.

Los países de Europa del este han enfrentado baches en su presupuesto, incluso en años de rápido crecimiento económico, y la recesión y un débil panorama de crecimiento parece obligar a los Gobiernos a resolver con más ahínco los problemas estructurales.

Otro segundo problema se refiere al requisito de lograr una expansión económica del 3% para los nuevos miembros de la Unión Europea en su eventual ingreso a la zona euro, lo que podría llevar las fechas de cumplimiento más hacia la próxima década, desde el rango 2012-2014 fijado antes de la crisis.

El primer ministro checo, Jan Fischer, dijo el lunes que han crecido los riesgos de cumplir con su objetivo de déficit presupuestario de 170.000 millones de coronas, debido a un empeoramiento en sus pronósticos económicos.

El flamante ministro de Finanzas de Bulgaria, Simeon Djankov, dijo que Sofía podría recortar cerca de US$1.100 y US$1.500 millones en sus gastos, principalmente en administración y en algunos proyectos de infraestructura, para alcanzar el equilibrio fiscal este año.

Djankov dijo que el nuevo Gobierno de Bulgaria pedirá al FMI una auditoría a su revisión presupuestal, pero que no buscará ayuda financiera por ahora.

"Nuestra tarea clave es ver en donde podemos reducir el gasto para poder alcanzar, por lo menos, un presupuesto equilibrado o un pequeño superávit", dijo.

 

 

 



(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?