| 4/19/2011 1:20:00 PM

Paga millonaria a ejecutivo del RBS recibe luz verde del Gobierno británico

La polémica paga de 8,9 millones de euros asignada al consejero delegado del Royal Bank of Scotland (RBS) Stephen Hester como premio a su gestión durante el ejercicio 2010 recibió hoy la aprobación del ente gubernamental UK Financial Investments Ltd (Ukfi).

Londres - Dicho organismo, creado por el canciller del Tesoro para gestionar la participación del Gobierno en los diversos bancos parcialmente nacionalizados de este país, dio hoy el visto bueno a la controvertida paga.

Durante la reunión general de accionistas del RBS celebrada en Edimburgo (Escocia), los miembros de la junta directiva se mostraron contrarios a las primas asignadas y a la falta de dividendos.

El Estado británico controla un 83 % del RBS desde 2008, cuando inyectó 20.000 millones de libras (23.000 millones de euros) para su rescate.

Este banco perdió 1.000 millones de libras, unos 1.162 millones de euros, el pasado año.

El presidente del RBS, sir Philip Hampton, explicó que había intentado llegar a un equilibrio entre recompensar económicamente al personal motivado y mostrar contención.

"Necesitamos personas con talento y motivadas y necesitamos ser capaces de pagarles de forma justa", argumentó Hampton.

El pasado marzo, Hester fue premiado por su gestión en el ejercicio 2010 con una paga total de 7,7 millones de libras.

El banco indicó entonces que este ejecutivo sólo podría recibir 6,5 millones de libras (7,5 millones de euros) de esa paga dentro de tres años, cuando se analizarán sus resultados al frente del RBS.

Así, como incentivo a largo plazo, Hester recibirá 10,1 millones de acciones del banco que podrá vender en marzo de 2014, si los títulos superan la barrera de los 50 peniques.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?