| 5/28/2009 12:00:00 AM

OPEP apuesta a mayor precio mientras espera crecimiento

(VIENA) La decisión adoptada por la OPEP de dejar sin modificaciones su niveles de producción no fue una sorpresa, pero el gran incentivo para el mercado fue su nueva ambición de tener un barril de petróleo a US$75 y la confianza de que eso no descarrilará la recuperación económica.


El ministro de Petróleo saudita, Ali al-Naimi, que desplegó un muy buen humor a lo largo de la reunión del jueves, dijo que el mundo estaba listo para que el crudo valiera entre US$75 y US$80 y que eso podría ocurrir antes del verano.


Algunos ministros se mostraron cautelosos, argumentando que la recuperación que llevó al petróleo a máximos de seis meses de casi US$65 el barril el jueves se basó en una percepción y el regreso de los especuladores, y no en los fundamentos del suministro y demanda.


Pero analistas dijeron que Arabia Saudita podría estar entre los mejores posicionados para detectar las primeras señales de un aumento del consumo de combustible y marcar un gran cambio en la percepción de la OPEP.


"Creo que los comentarios de Naimi son muy significativos", dijo Mike Wittner, de Societe Generale.

"Nadie en el planeta vende más crudo a más refinerías que (la firma petrolera del Estado) saudita Aramco. Por eso, cuando Ali al-Naimi dice que ve un aumento de la demanda en Asia, América Latina y Oriente Medio, hay que creerle, porque él tiene los datos", agregó.

En menor medida, el mundo desarrollado mostraba algunas señales de un mayor uso de la energía, o al menos de descenso de los inventarios.

En Estados Unidos -el principal consumidor del mundo- la temporada de verano, en la cual se realiza un número récord de viajes por carretera, acaba de empezar. Los últimos datos de la industria estadounidense mostraron una pequeña caída de los inventarios de gasolina y un fuerte descenso de los inventarios de crudo.

Los analistas detectaron otras señales técnicas de la estrechez del mercado.

"Muchas cosas se están moviendo en esa dirección, están ingresando diferenciales a corto plazo, el almacenamiento flotante está desapareciendo, los balances globales parecen más constructivos", dijo Paul Horsnell, de Barclays Capital.

El petróleo ya vale el doble que en diciembre, cuando se derrumbó a US$32,40. Ese fue el menor precio en casi cinco años y fue registrado después de una reunión en la que la OPEP anunció un recorte récord de su producción, interpretado por el mercado como una señal de pánico.

REUNION RELAJADA

En su reunión previa de marzo, la OPEP se centró en los altos niveles de los inventarios y en la debilitada demanda, pero dijo que iba a mantener las metas de producción existentes y conformarse con un precio a US$50 el barril mientras la economía se recuperaba.

Desde entonces, la recuperación ha atravesado a los mercados financieros, impulsada por las expectativas de que la economía ya superó lo peor, lo cual permitió a la OPEP relajarse.

"El cambio con respecto a marzo es que en vez de centrarse en los riesgos negativos -la crisis y la demanda- están mirando el potencial positivo", dijo David Kirsch, director de servicios de inteligencia de mercado de PFC Energy en Washington.

"Uno de los indicadores que están mirando, que Naimi está mirando, es la mayor demanda de petróleo, y otros ministros están analizando los indicadores en Estados Unidos, como la creciente confianza del consumidor", afirmó.

Los analistas dijeron que aún existía el riesgo de que el aumento de los precios afecte la incipiente recuperación económica, pero reconocieron que los países desarrollados probablemente podrán absorberlo si no se da demasiado rápido.

"Si los precios suben demasiado rápido, eso podría ser bastante dañino", dijo Lawrence Eagles, de JP Morgan.

Dentro de la OPEP, detectó "un elemento de nerviosismo".

"Las declaraciones sobre el actual sobreabastecimiento y la necesidad de lograr un mayor cumplimiento indicaron que no hay consenso en que los datos actuales impliquen realmente una estrechez del mercado", dijo Eagles.

 

 

 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?