| 5/12/2010 5:30:00 PM

OEA: Colombia protesta intervencionismo extranjero

Colombia elevó el miércoles una queja ante la OEA sobre lo que considera intervencionismo de otros países en sus asuntos internos.

Washington — "Colombia adelanta un proceso electoral y es inaceptable que gobiernos extranjeros traten de intervenir en nuestra campaña presidencial", dijo el embajador colombiano Luis Hoyos durante una breve intervención al término del consejo permanente.

"Es contradictorio que se hable de integración latinoamericana, cuando en la práctica se emplea el garrote del comercio para embargar a pueblos vecinos por razones políticas, tratando de chantajear a sus ciudadanos", agregó.

El canciller colombiano Jaime Bermúdez había dicho horas antes a reporteros en esta ciudad que "los colombianos reaccionamos con indignación ante cualquier intervención en nuestros asuntos. La intervención puede ser verbal o física, pero siempre inaceptable".

Ninguno de los dos mencionó explícitamente país alguno, pero la alusión a Venezuela parece obvia.

El mandatario venezolano Hugo Chávez ha dicho que si el ex ministro de Defensa Juan Manuel Santos ganara las elecciones presidenciales del 31 de mayo, no lo recibiría como jefe de Estado en Caracas y cerraría definitivamente el comercio con Colombia.

La misión venezolana en la OEA no se pronunció sobre la intervención de Hoyos.

Bermúdez indicó también haber conversado sobre el intervencionismo con el secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, quien dijo la víspera que los comentarios de presidentes extranjeros sobre alguna elección son un "mal Hábito", pero no representan intervencionismo.

"El tema de fondo es la intervención de terceros países en Colombia, que es inaceptable", agregó Bermúdez.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?