| 5/29/2013 4:24:00 PM

OCDE propone reformas laborales para España

La OCDE reiteró sus recomendaciones para que España haga nuevas reformas laborales, en particular en lo que se refiere a la fijación de salarios, aunque reconoció que sus efectos se verían a largo plazo y no evitarían que el desempleo suba hasta el 28 % el año próximo.

"Las reformas estructurales tardan en tener efecto", admitió el economista jefe adjunto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Jorgen Elmeskov, al ser preguntado en conferencia de prensa sobre las reformas laborales preconizadas en España.

Interrogado sobre si evitarían que se cumpla la previsión de la Organización de que la tasa de desempleo supere el 28 % de la población activa en 2014, admitió que a corto plazo sólo algunas medidas de activación del mercado de trabajo pueden obtener resultados.

Pero insistió en que los cambios en las regulaciones laborales "serían buenas para España" en el largo plazo.

Respecto al contenido de esos cambios, se pronunció por una modificación del sistema de fijación de los salarios para tener en cuenta las circunstancias particulares de cada empresa y por limitar la extensión de la cobertura de los convenios colectivos.

En su informe semestral de Perspectivas publicado hoy, la OCDE calcula que el paro en España seguirá subiendo hasta superar el umbral del 28 % el año próximo, antes de estabilizarse.

El único país de los 34 miembros de la Organización que superará el nivel de desempleo español será Grecia, con un 28,4 % previsto de media en 2014.

Por otro lado, la OCDE considera que en España, como en algunos otros países europeos, todavía podría producirse un mayor ajuste en los precios del sector inmobiliario, un proceso que ya se da por terminado en Estados Unidos.

EFE/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?