| 11/5/2008 12:00:00 AM

Nueva contribución en carecerá los productos lácteos

El Ministerio de Agricultura propone poner en marcha una carga impositiva por cada producto lácteo vendido en el mercado interno, generando un sobrecosto que perjudicará al consumidor, a la industria y al ganadero productor de la materia prima. La industria láctea representada en ASOLECHE recibe con preocupación la propuesta y sus recesivos efectos. Ningún tipo de concertación se realizó por parte del Gobierno con el sector privado, antes de estructurar la propuesta.

Con la finalidad de fomentar el crecimiento de las exportaciones y el mercado asistencial de leche para programas escolares y de bienestar, Minagricultura propone establecer una contribución, variable de acuerdo con el monto mensual de ventas del mercado interno, el movimiento de exportaciones y de las compras del Gobierno para programas de asistencia social.

La contribución perjudicará al ganadero productor, a la industria láctea y al consumidor final con una contribución de 30 pesos por litro de leche procesado en promedio, que financiará las exportaciones de leches y derivados, beneficiándose del gran total de industriales y cooperativas establecidas en el país, solo unas cinco empresas con capacidad exportadora.

Al proponerse esta contribución solo para las leches industrializadas se crea un gran diferencial entre las que van al mercado como leches crudas, productos caseros y/o procesados en forma de subproductos varios: helados, arequipes, flanes, jugos, etc. dado que a este sector no le cabría dicha contribución, generando así un alto diferencial en los precios al consumidor y redundando en contra del sector industrial.

La industria láctea formal está sometida a una política lechera estatal que se destaca por su inconsistencia: generando sobrecostos a los productos lácteos en momentos en los que la economía presenta síntomas de recesión; en contraposición de la tendencia de los precios internacionales de la leche, que continúa a la baja; permitiendo la venta al consumidor final de leche cruda, competencia desleal para el sector lechero formal, y peligro latente para la salud de los colombianos.

En los últimos tres años el Minagricultura ha expedido más de seis resoluciones interviniendo el mercado primario de compra de leche, bajo distintas y contradictorias fórmulas, luego de desmontar el esquema planteado en el Acuerdo de Competitividad de la Cadena Láctea, el cual había sido concertado por todos los actores del sector privado.

Hoy se propone establecer una contribución sin concertación con los actores del sector privado reunidos en el Consejo Nacional Lácteo, con un valor variable en el tiempo, que solo tendrá como efecto el encarecimiento de los productos lácteos y la inadecuada distribución de ingresos a lo largo de la cadena láctea del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?